EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
12 Julio

Las tensiones de Chile con Bolivia y Venezuela por la crisis migratoria

crisis migratoria FOTO: Ciper.

Los dichos del presidente Gabriel Boric respecto de la colaboración de ambos países en la expulsión de migrantes irregulares ha generado molestias en ambos gobiernos.

Por:

16 Marzo, 2023

“La relación evidentemente hace tiempo no es fácil, pero tenemos la mejor voluntad para trabajar con todas las herramientas que otorga el derecho internacional para abordar el fenómeno que ha sido muy difícil de la migración, donde Venezuela también tiene un rol importante que jugar”, aseguró el presidente Gabriel Boric en el marco de la crisis migratoria que afecta a la zona norte del país.

El mandatario anunció que buscará trabajar con Venezuela y Bolivia para la recepción de migrantes que sean expulsados de Chile.

En esa línea, recalcó que el gobierno está “trabajando intensamente” en el tema de las migraciones y enfatizó en que “acá no se trata de que escalemos problemas, sino que busquemos soluciones y ese es el espíritu del gobierno chileno, hay esfuerzos de diálogos”.

Por su parte, el mandatario anteriormente aseveró  que “cuando llegamos al gobierno había una cola muy grande de expulsiones sin ejecutar, que se ha ido alargando producto de las dificultades”, refiriéndose a las 20 mil expulsiones no ejecutadas durante el 2013 al 2021, según dio a conocer la ministra del Interior, Carolina Tohá.

En esa línea, Boric enfatizó en que “esto no es solamente un problema de recursos, es un problema de que no se abre el espacio aéreo, por ejemplo, en Venezuela”. Ante dicha situación, el Presidente aseguró que mandato al canciller Alberto van Klaveren a “reforzar las conversaciones con nuestros países vecinos”.

Sin embargo, horas más tarde, el canciller venezolano Yvan Gil, afirmó a través de su cuenta de Twitter que “el gobierno de Venezuela aún no ha recibido solicitud de trabajo coordinado con gobierno de Chile respecto a supuestas deportaciones de venezolanos”, y añadió que “la coordinación en esta materia ha sido un clamor nuestro, así como la exigencia de respeto a los DD.HH de nuestros compatriotas”.

La reacción de Bolivia a los dichos del presidente Boric

Por su parte, el viceministro de Relaciones Exteriores, Freddy Mamani Machaca, reaccionó a las declaraciones de Boric, que acusó a Bolivia de entorpecer la expulsión de migrantes irregulares que son sorprendidos atravesando la frontera común.

“Respecto a que Bolivia no estaría llevando adelante la reconducción de ciudadanos de otros países entendiendo ésta como una expulsión del territorio chileno, no existe ningún acuerdo, convenio o instrumento bilateral que genere dicha obligación”, aseveró. 

El vicecanciller boliviano reiteró que “el procedimiento de reconducción al que se refiere el presidente Boric es normativa chilena que no genera ningún tipo de obligación internacional”.

“En relación al tema de migración irregular la posición de Bolivia ha sido y es que esos temas deben ser abordados con las autoridades de la nacionalidad de la migración de origen evitando la estigmatización negativa del migrante y cualquier acción que pueda vulnerar derechos humanos”, agregó Mamani Machaca.

Finalmente, el vicecanciller señaló que el Gobierno de Bolivia “siempre está dispuesto al diálogo bilateral para abordar temas de interés común más aún con los países vecinos”.

Durante el espacio, Gobierno informa, la ministra del Interior, Carolina Tohá, respondió a los dichos de la autoridad boliviana. La a jefa de cartera desmintió lo dicho por el vicecanciller Mamani sobre que Chile esté obligando a Bolivia a “recibir” extranjeros, pues “la ley chilena no puede hacerlo”.

Cuando en la frontera se detiene a gente de nacionalidad boliviana, ellos los acogen sin ningún problema, pero cuando se trata de una persona de otra nacionalidad, Bolivia no los está recibiendo”.

De esa forma, la ministra explicó que el problema se da cuando no hay manera de reconducir al extranjero que ingresó vía el país altiplánico.

Esto tenemos que solucionarlo con acuerdos bilaterales, por eso el trabajo que estamos haciendo un trabajo diplomático, no solo gubernamental, sino que también parlamentario, a través del parlamento andino”, afirmó.

Por su parte, el canciller  Van Klaveren aseguró que “el presidente nos ha dado un mandato, el mandato consiste justamente en fortalecer los contactos con los países que están involucrados en esta situación”.

“Eso significa también fortalecer todos los contactos previos que ha habido a nivel de la Cancillería, ha habido una serie de reuniones con autoridades de los dos países, ha habido también algunos intentos de mayores contactos, pero yo creo que en estos momentos están dadas las condiciones para fortalecer el diálogo”.

Es así como el secretario de Estado aseguró que “ha habido señales positivas tanto de parte de las autoridades bolivianas como también de parte de las autoridades venezolanas. Ambas están dispuestas a tener un diálogo sobre este tema”.

“Yo creo que es una oportunidad que tenemos que aprovechar”, agregó. Y señaló, tal como lo había adelantado ayer Boric, que en la Cumbre Iberoamericana en Santo Domingo se abordará el tema.

“Ahí habrá autoridades de ambos países, por cierto, no es un tema central de la cumbre, pero es una ocasión para poder tener contacto con las autoridades de ambos países y poder expresar la preocupación que tenemos como país por esta situación y poder avanzar justamente en estructurar una instancia de contacto, de dialogo y que pueda llevar a la adopción de medidas más específicas y más concretas”, cerró.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST