EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV

Dinamarca cobrará impuesto a ganaderos por las emisiones contaminantes de sus vacas, chanchos y ovejas

Foto: Agencia Uno

De acuerdo a las estadísticas de Dinamarca, a 2022, en el país europeo, hay 1.484.377 vacas, las que cada una produce 6 toneladas métricas de dióxido de carbono al año.

Por:

27 Junio, 2024

Dinamarca tomará drásticas medidas para combatir las emisiones contaminantes del mundo granadero, en el marco de una serie de acciones que buscan reducir los efectos de calentamiento global.

Fue el ministro de Hacienda, Jeppe Bruus, quien informó que a partir de 2030 comenzarán a cobrar impuestos a las empresas granaderas por las emisiones de efecto invernadero de las vacas, cerdos y ovejas.

En concreto, los ganaderos deberían pagar US$43 (cerca de 43 mil pesos) por cada tonelada de dióxido de carbono, pero este tributo aumentará a US$108 para 2035, pero tras una deducción fiscal a los ingresos del 60%, en total los pagos quedarán en US$17,3 y US$42,97 respectivamente.

De esta forma, Bruus, aseguró que Dinamarca “será el primer país del mundo que introduce una tasa real de CO2 sobre la agricultura” y que “daremos un paso más hacía alcanzar la neutralidad climática en 2045”.

Y es que de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud (OMS), la ganadería representa el 30% de las emisiones de metano del mundo, un componente contaminante que atrapa cerca de 87 veces más en 20 años, según la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

De acuerdo a las estadísticas de Dinamarca, a 2022, en el país europeo, hay 1.484.377 vacas, las que cada una produce 6 toneladas métricas de dióxido de carbono al año.

Polémica decisión

Otos de los países que intentaron avanzar en esta dirección fue Nueva Zelanda, que tras una serie de protestas decidió declinar dichos impuestos. Además, en Europa el mundo ganadero se ha mostrado contrario a estas decisiones.

En este contexto, el gobierno danés logró un acuerdo con los empresarios y llegaron al plan que finalmente fue presentado esta semana.

Además, desde grupos ambientalistas daneses también celebraron la medida. “Hemos logrado alcanzar un compromiso sobre un impuesto de CO2, que sienta las bases para una industria alimentaria reestructurada, también más allá de 2030”, señaló la representante de la Sociedad Danesa de Conservación de la Naturaleza, Maria Reumert Gjerding.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST