EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
12 Julio

Los cinco desprecios de Melania a Donald Trump

Esquivar la mano del mandatario o de frentón golpearlo para que se la suelte, un extraño like a un tweet que sospecha de su amor por el magnate, su negativa a mudarse a la Casa Blanca, son algunos de los gestos de la primera dama que indican que su relación con Trump es aún más incierta que su gobierno.

Por:

29 Mayo, 2017

#SaveMelania o #FreeMelania, son los hashtags que se volvieron virales cuando los espectadores comenzaron a notar una serie de desaires de la primera dama hacia Donald Trump. La sospecha de que en la relación del magnate no hay ni una pisca de amor, se ha avivado con los múltiples gestos de rechazo de Melania.

Aquí las cinco instancias más notorias del desprecio de la señora del presidente:

 

1)  El 23 de mayo la pareja arribó a Roma. Al bajar del avión Trump intentó tomar la mano de Melania para ayudarla a bajar, gesto que ella esquivó, no tan sutilmente, disimulando arreglar su pelo.

 

 

2) La misma escena se repitió en Tel Aviv, Israel y ha sido uno de los rechazos más notorios.  Melania  caminaba un paso atrás del mandatario. Cuando este estiró su mano ella lo rechazó con un rápido golpe.

3) Fue el gif más popular del momento. En el día de la investidura de Trump, Melania estaba parada detrás de él. Cuando el magnate se voltea su mujer le regala una exagerada sonrisa de apoyo, pero a penas deja de mirarla, la primera dama se cae en una mueca de profunda tristeza. Fue este gesto el que motivó el #FreeMelania, en el que nace la teoría que ella es una especie de prisionera del magnate.

4) La polémica no se acabó ahí. El escritor Andy Ostroy publicó en su cuenta de Twitter el Gif junto con el siguiente comentario: “Pareciera que el único muro que Donald Trump ha construido es entre él y Melania Trump”. Entre los 8.000 me gusta que tuvo la publicación, uno de ellos provenía de la cuenta de la primera dama. El hecho se interpretó como un error o hackeo y la presencia de Melania desapareció 45 minutos después.

 

 

5) Melania no vive en la Casa Blanca. Mientras su marido trabaja en Wasington, ella decidió quedarse en Nueva York para no alterar la vida cotidiana de su hijo Barron, de 11 años. Para ella no es opción interrumpir el año escolar del pequeño. Lo que no queda claro es qué pasará cuando el pequeño Trump termine sus clases. Si no se cambia de casa, la señora del magnate sería la única primera dama de la historia en no habitar el Salón Oval, junto con la mujer de George Washington, que presidió cuando la Casa Blanca aún no había sido construida, y Anna Harrison, esposa del presidente William Henry Harrison.

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST