*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Duna Jazz
4 Diciembre
Terapia Chilensis
3 Diciembre
Nada Personal
3 Diciembre

Agustín Edwards: luces y sombras de un personaje decisivo

FOTO: AGENCIAUNO

Matías del Río, Cony Stipicic y Nicolás Vergara comentaron en Hablemos en Off la importancia de la figura de Agustín Edwards en la política chilena, su influencia a través de El Mercurio y el papel de su familia.

Por:

25 Abril, 2017

Cargando ..
Suscríbete a este programa

El poder político de Agustín Edwards

“Sin duda junto con Agustín Edwards muere la figura más representativa de la influencia del poder económico en el poder y en la política. No conozco a alguien que haya influido de esa manera en un medio de comunicación en el desarrollo de los acontecimientos políticos chilenos en los últimos 40 años”, dijo Nicolás Vergara en Hablemos en Off esta mañana al recordar al recién fallecido Agustín Edwards, hasta ahora dueño de El Mercurio

“Era el símbolo de una época porque él ya no estaba activo hace un tiempo, pese a que participaba de ciertas fundaciones, estaba enfermo hacia un rato. Era un personaje bien reservado. Es de esos personajes que se me viene a la cabeza la frase de Andrés Allamand, de los “poderes fácticos”. Era de la época en que sabías que alguien estaba haciendo algo para mover algo, pero no sabías quién era. Muchas veces estas operaciones de poder se hacían a través de El Mercurio, era parte del entramado”, añadió Matías del Río.

Para algunos de un poder sobrevalorado, para otros infravalorado. Lo cierto es que el ex dueño de El Mercurio participó activamente de la política chilena en los años de la Unidad Popular y durante la dictadura de Augusto Pinochet.

“Lo que no está inflado, porque hay evidencia a través de desclasificación, son todas las gestiones que hizo Edwards afuera con la embajada en Estados Unidos, tenía acceso a Kissinguer, Nixon y gente de mucha influencia en Washington. Está demostrado que él sí operó para la desestabilización del gobierno democrático del presidente Salvador Allende”, recordó Matías del Río.

Sin embargo, Cony Stipicic quiso aclarar que en esa época, todos los medios tenían una postura política activa. “En el análisis uno no puede olvidarse del rol que jugaba la prensa en ese minuto. El periodismo de trinchera. Como cada uno de los medios de comunicación que había en este país jugaba un rol político activo desde la trinchera, cada uno desde su trinchera. El rol dijo lo que quiso decir y mucho más: Clarín, La Hora, La Prensa. A todos los podemos identificar con alguna definición ideológica”.

“Nadie pasaba de largo los temas, todo era politizado”, recordó Del Río.

“Claro, entender ese minuto histórico sirve para entender a figuras como Agustín Edwards. Hay que reconocer que es una familia con vocación de medios. Cuando tuvieron que tomar la decisión de vender, se quedaron con los medios y vendieron otras cosas como los bancos. Controladora de un medio de comunicación hasta el dia de hoy porque hasta el dia de hoy los medios de El Mercurio SAP están en manos de los Edwards, en manos de nadie más. Las cosas cambiaron después radicalmente, pasamos al otro extremo, a otro ejercicio del periodismo bajo censura, con mucha tranca y trauma de parte de quienes mantuvieron propiedades. Y después a lo que hay hoy, donde los medios no están en la trinchera y están instalados en un mercado”, comentó Stipicic.

 

El Mercurio en medio de la revolución digital

La crítica más generalizada contra el periódico que por más de 50 años comandó Edwards se puede resumir en la frase “El Mercurio miente”, acuñada en 1967 y dispuesta en el frontis del la Casa Central de la Universidad Católica tras la cobertura que el medio hizo del proceso de reforma. Sin embargo, según los conductores de Hablemos en Off, hoy su poder estaría minorizado por la revolución digital.

“La crítica muchas veces se queda pegada en el famoso duopolio de la prensa. Creo que eso no es verdad. En un momento el diario La Época lo intentó, no lo logró y era interesante tener el contrapunto, pero no se la pudo en el mercado. Algunos dirán que el mercado los ayudaba porque El Mercurio estaba quebrado y le dieron un préstamo. Me parece que hoy gracias a la revolución digital, poco a poco este duopolio se ha ido perdiendo. La Tercera hace rato que le hace el contrapeso, pero también los medios más marginales le hacen la pelea. Y comentemos que en El Mercurio Agustín Edwards se murió hoy en la mañana, recién lo vimos hoy en la mañana. Es muy curioso que el día de hoy un diario esconda una noticia”, dijo Matías del Río haciendo enojar a sus compañeros de programa.

Nicolás Vergara: “Se omitió una noticia, no se habrá considerado que tenía valor periodístico”.

Cony Stipicic: “Creo que se guardó para que la noticia estuviera primero en el papel, es una cuestión simbólica”

Matías Del Río: “Si pero es protocolo setentero (…) Yo lo hallo ridículo”.

 

El poder de la familia Edwards

Hubo también un momento para discutir sobre la familia Edwards en general. “¿Ustedes saben que su abuelo era embajador en Inglaterra y de chico le tocó comer en la mesa con Churchill?, osea una historia bien increíble”, comentó Matías del Río sobre la vida privilegiada y cercana al poder que tuvo siempre el dueño de El Mercurio.

“Probablemente es el chileno que ha llegado más alto. Recordemos que su familia fue accionista de Pepsi Cola, la primera familia chilena en jugar en las grandes ligas por mucho tiempo fueron los Edwards”, añadió Nicolás Vergara.

“Edwards es un personaje de los últimos años de la historia de Chile, guste a quien le guste. Por lo tanto desconocerlo es como cuando se murió ‘el innombrable’ (Augusto Pinochet)”, dijo Matías del Río.

Finalmente, los tres periodistas se dieron el tiempo para comentar cómo El Mercurio ha sabido renovarse, añadir plumas críticas e incluso, tener al columnista más leído en Chile, contrario a su editorial:

“El gran columnista de este momento en Chile es de El Mercurio y es Carlos Peña, que es de un ideario opuesto a la editorial de El Mercurio”, finalizó Matías del Río.

FOTO: AGENCIAUNO

Comentarios