*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

El Tai Chi es patrimonio de la Unesco: ¿En qué consiste esta técnica milenaria y por qué deberíamos empezar a practicarla?

Es un arte marcial que existe hace siglos y originalmente fue diseñado para el campo de batalla, pero en la actualidad, se considera principalmente como una forma de ejercicio físico y mental.

Por:

13 Enero, 2021

Suscríbete a este programa

El Tai-Chi, bajo su nombre chino Taijiquan, es practicado por innumerables personas de todas las edades en China y fue inscrito a mediados de diciembre de 2020 por la Unesco en su lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, un nuevo reconocimiento internacional de la civilización china.

Existe desde hace siglos y fue originalmente diseñado para el campo de batalla, basado en el combate del equilibrio tanto físico como espiritual. Pero en la actualidad, se considera principalmente como una forma de ejercicio físico y mental. Es entrenado sobre todo en las calles o en los parques, donde a las personas se les puede ver enlazar movimientos lentos y rápidos para fortalecer el cuerpo y la mente.

Es un arte marcial meditativo chino. El término – que significa “gran polaridad” – deriva de la filosofía taoísta, donde los defensores creen que los opuestos existen debido a los demás, un concepto llamado “yin y yang”.

Los practicantes de Tai Chi creen que la luz y la oscuridad, masculino y femenino, y otras dicotomías son necesarias para el equilibrio en el universo. Estos artistas marciales están entrenados en la disciplina de aprovechar esa armonía para fortalecer el yo y someter a sus oponentes.

¿Por qué practicarlo?

Son muchos los beneficios que aporta el Tai Chi, principalmente por razones de salud, ya que es un arte que se practica con la idea de aminorar algunos dolores corporales y mentales. Por ejemplo: aumenta en gran medida el equilibrio, la flexibilidad y la resistencia, se reducen los niveles de estrés y hay un bajo riesgo de lesión debido a su estilo fluido y rítmico.

Para los niños, el Tai Chi ayuda a la concentración y para las personas con algún tipo de condiciones especiales, como el autismo o los que sufren de TOC (Trastornos Obsesivos Compulsivos), esta práctica es muy aconsejable.

Comentarios