*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
23 Julio
Aire Fresco
23 Julio
Visionarios
23 Julio

Felicidad: Una de las grandes afectadas por la pandemia

“Las políticas públicas dirigidas a controlar y mitigar la pandemia, en particular las asociadas al distanciamiento físico, han tenido un impacto negativo en el bienestar de las personas”, sostienen los expertos.

Por:

19 Julio, 2021

Suscríbete a este programa

Seis ciudades chilenas fueron parte de un estudio de la Universidad de Chile sobre las condiciones de bienestar en la población, en relación al impacto que ha tenido la crisis sanitaria.

La investigación titulada “Evaluación del bienestar subjetivo y de la cohesión social en el cumplimiento del  distanciamiento físico en el marco del COVID-19”,  busca cuantificar y comparar el efecto de la pandemia en el bienestar de familias en Antofagasta, Coquimbo, Santiago, Temuco, Puerto Montt, Punta  Arenas, además de otras cinco de otros países de América Latina (Bogotá, Buenos Aires, Guayaquil, Lima, Santo Domingo).

“Las condiciones de bienestar social subjetivo han sufrido un fuerte deterioro debido a los efectos de las medidas de confinamiento tomadas. La mayor reducción del bienestar está asociado a factores socioeconómicos, como pérdida de trabajo o ingresos, y estado civil (divorciados o separados). En tanto, los factores asociados al capital social han mostrado ser relevantes en la protección del bienestar subjetivo”, manifestó Carmen Paz Castro investigadora de la U. de Chile y líder del estudio en la web de la U. Chile.

En el caso de la violencia en hogares, tanto las mujeres como la comunidad LGBT+ sostuvieron que la violencia física y/o psicológica se agudizó durante el confinamiento, lo que se vio en Lima, Santo Domingo y Santiago.

En estos grupos también se reveló una correlación entre la depresión y ansiedad con violencia al interior del  hogar y estrés. 

“Las políticas públicas dirigidas a controlar y mitigar la pandemia, en particular las asociadas al distanciamiento físico, han tenido un impacto negativo en el bienestar de las personas. Aquellas comunidades que poseen un fuerte capital social, en particular donde hay fuertes vínculos entre familiares y vecinos, han podido amortiguar este impacto negativo, facilitando así el cumplimiento de las medidas de control de la pandemia”, agregó en el mismo medio Juan Pablo Sarmiento, investigador del estudio y académico de la Florida International University.

Comentarios