*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
2 Diciembre
Nada Personal
2 Diciembre
Aire Fresco
2 Diciembre
Café Duna
2 Diciembre

El fantasma de la Falla de San Ramón: ¿Qué podría pasar si hay un terremoto en Santiago?

“Las actuales normas de diseño sísmico de estructuras no consideran la presencia de fallas superficiales”, sostienen expertos.

Por:

7 Octubre, 2022

Suscríbete a este programa

La falla de San Ramón “representa una amenaza para la Región Metropolitana”, se trata de una falla geológica inversa y activa, situada en la sierra de Ramón, 10-12 kilómetros bajo la superficie terrestre, en pleno sector sur oriente de Santiago.

Gabriel Easton, geólogo y académico de la Universidad de Chile explicó en La Tercera que un terremoto generaría grandes movimientos del suelo en sus inmediaciones, “que superarían lo estipulado por la Norma Sísmica para Santiago, y la potencial ocurrencia de remociones en masa en el frente cordillerano y cerros de la región”.

Según estudios de las últimas dos décadas, esta falla es capaz de generar terremotos de gran magnitud 7,2 – 7,5, que además preocupa por la gran cantidad de edificaciones que hay en su superficie, las que incluyen residencias e incluso hospitales.

“Un 55% de la falla ésta urbanizada, por lo que se hace muy necesario evitar que en el 45% restante se siga edificando y densificando, y esto debe hacerse desde un punto de vista normativo”, y esto debe hacerse desde un punto de vista normativo”, agregó Pablo Salucci, geógrafo de la Universidad Católica y académico de la U. San Sebastián.

Actualmente, no hay ninguna regulación para construir sobre esta ni otras fallas geológicas activas en el país, y por lo tanto existe un vacío normativo que garantice la seguridad de las personas.

¿Cuáles podrían ser los efectos de un sismo?

“Las actuales normas de diseño sísmico de estructuras no consideran la presencia de fallas superficiales a la hora de definir la demanda sísmica que utilizamos para el diseño”, explicó Astroza, Doctor en Ingeniería Estructural de la Universidad de California y Magíster en Ingeniería Sísmica.

Para el caso de empresas grandes como mineras o de celulosa, la mayoría de las veces se encargan estudios de amenaza sísmica, en estos es importante incluir los distintos tipos de fuentes sismogénicas, incluyendo las corticales o superficiales, como es el caso de la falla.

Falla de Ramón - Wikipedia, la enciclopedia libre

“Por este motivo, diría que prácticamente la totalidad de las estructuras construidas en las zonas aledañas a la falla no han considerado este tipo de eventos en su diseño, ya que se han basado en las normas de diseño sísmico existentes, las cuales definen su amenaza principalmente considerando los terremotos del tipo interplaca. Es muy importante que las actualizaciones de nuestras normativas incorporen los otros mecanismos de generación de terremotos, en particular los intraplaca, ya que ellos ocurren de forma frecuente y contamos con información suficiente para incorporarlos en las demandas de diseño”, argumentó el académico.

De ocurrir un terremoto de una magnitud importante (M>6,2-6,5) probablemente veríamos daños significativos en las zonas aledañas a la ruptura de la falla, con mayor daño concentrado hacia el oriente de la falla (parte superior del escarpe).

“Este daño debería atenuarse rápidamente con la distancia, por lo que no debería esperarse daño significativo en comunas alejadas a la zona de la traza de la falla. Esta característica de rápida atenuación de este tipo de terremotos nosotros la hemos estudiados para eventos ocurrido varios años atrás, como por ejemplo el terremoto con magnitud 6,9 ocurrido en 1958 en la zona de Las Melosas en el Cajón del Maipo o los terremotos ocurridos en Chusmiza (Desierto de Atacama) el 2001 (M 6,3) y Curicó el 2004 (M 6,4)”, estimó el Doctor en Ingeniería Estructural.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST