EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV

¿Ya lo encontró?: La búsqueda de Elon Musk de un nuevo CEO para Twitter

A fines del año pasado, el multimillonario perdió en una encuesta que él mismo realizó, donde preguntaba si debía seguir siendo el jefe de la red social.

Por:

16 Febrero, 2023

Elon Musk parece haberse decidido finalmente por un nuevo director ejecutivo (CEO) para Twitter, meses después de realizar una encuesta en línea para decidir si debería continuar al mando del sitio web de microblogging o no.

Si bien no dijo nada directamente sobre los resultados, donde 10 millones de usuarios le pidieron que renunciara como director ejecutivo de la red social, la última publicación de Musk sugiere que pudo haber tomado en cuenta sus palabras.

El miércoles 15 de febrero, el multimillonario compartió una publicación que revelaba al nuevo CEO de Twitter, su perro Floki.

En Twitter, Musk compartió una foto de su mascota Shiba Inu Floki contra un trozo de tela que representa un horizonte. El perro lleva un suéter negro, con la palabra CEO escrita encima. Se le puede ver sentado en una silla de oficina, mientras que el escritorio frente a él tiene una computadora portátil falsa con el logo de Twitter, algunos papeles con su huella y su nombre. “El nuevo CEO de Twitter es increíble”, escribió Musk mientras compartía la imagen.

La búsqueda de Musk

Dejando las bromas publicadas por el magnate, Musk participó en un foro de Dubái, donde el multimillonario se volvió a referir a su encuesta del año pasado, y confesó que todavía está en planes de buscar a alguien que lo reemplace como CEO de Twitter: “Me imagino que probablemente hacia el final de este año será un buen momento para encontrar otra persona que dirija la empresa”.

Y es que Musk aseguró que primero quería estabilizar la organización y cerciorarse de que esté en una “situación sana y que la hoja de ruta esté claramente definida”. Este comentario pareciera ir dirigido a los cambios y polémicas que generó desde que compró la aplicación en octubre del año pasado, pues él mismo admitió que “ha sido una montaña rusa”.

Esto porque el magnate, desde que adquirió Twitter, dijo que estaba en riesgo de quiebra: primero despidió de inmediato a varios altos ejecutivos y casi a la mitad del personal, les dio un ultimátum a los que se quedaron advirtiéndoles que debían hacer un trabajo “extremadamente duro” e inició un sistema de verificación con un pago de 8 dólares.

Además, desbloqueó las cuentas acusadas de discursos de odio y conspiración, como la de Donald Trump, y ha estado cambiando con mucha frecuencia las reglas de la aplicación, como una de las últimas que especifica que las personas solo podrán tuitear 2400 veces al día y que tendrán limitaciones en la gente que siguen y en el espacio de tiempo entre tuits.

Elon Musk creó un sistema especial para mostrarte primero todos sus tweets

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST