*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
21 Octubre
Nada Personal
21 Octubre
Aire Fresco
21 Octubre
Santiago Adicto
21 Octubre

Niños y jóvenes contra el cambio climático: La huelga mundial que se espera para este viernes

Una joven de 16 años lidera un movimiento de estudiantes que ha adquirido gran relevancia a nivel mundial. Su moción es que los países tomen medidas para reducir el impacto ambiental, y se traducirá con una huelga en cientos de ciudades este 15 de marzo.

Por:

11 Marzo, 2019

Suscríbete a este programa

Desde agosto del 2018, una joven de 15 años comenzó a sentarse cada viernes frente al parlamento sueco para protestar por acciones concretas contra el cambio climático.

Con una pancarta con el mensaje “huelga escolar por el cambio climático”, Greta Thunger, hija de una reconocida cantante sueca de ópera, logró llevar su activismo hasta la Cumbre del Clima de Polonia, donde aseguró que “aún sin esperanza es necesario hacer algo”. Hoy, es uno de los símbolos de la huelga mundial que se espera para este 15 de marzo.

El discurso firme de esta adolescente, que ya cumplió 16 años, estuvo presente además de Polonia, en Davos y Bruselas, desde donde motivó un movimiento a nivel europeo, que se encamina a ser un fenómeno mundial. Ya van 29 semanas desde que se lleva a cabo la protesta “Viernes por el futuro” ( o #FridaysForFuture), y la moción se ha transmitido rápidamente

“Nosotros solo somos niños que protestan, no deberíamos estar haciendo esto, no deberíamos tener que hacerlo, sentir que nuestro futuro está amenazado hasta el punto de tener que faltar a clase por luchar por esto. Es un fracaso de las generaciones anteriores que no han hecho nada”, acusa Thunger ante las críticas que apuntan a que son solo niños protestando.

Mientras los periódicos suecos Aftonbladet y Expressen nombraron a Greta Thunberg “mujer del año”, se han ido sumando niños y jóvenes a su iniciativa en centenares de ciudades de Bélgica, España, Australia, Francia, Holanda, Alemania, Reino Unido, e incluso países latinos como Argentina y México. Pero no solo son ellos, también se han unido “abuelos para el futuro”, “escritores para el futuro”, “inversores para el futuro”, además de 200 académicos británicos que enviaron una carta a The Guardian apoyando las manifestaciones.

“Esto es como en los cuentos: un niño, el más pequeño de todos, empuja a los demás a luchar contra el dragón“, comentó una activista de 66 años, tras regalar dos ramos de tulipanes rojos a su heroína, según consigna un artículo de El País.

Durante las últimas semanas, las manifestaciones de los estudiantes en Europa se han acrecentado. Miles han salido a las calles y las ausencias a modo de protesta, y justificadas por los padres, han ido en aumento.

En Chile, la discusión por el cambio climático no es ajena. Ya hubo diversas repercusiones ante la decisión del gobierno de Sebastián Piñera de restarse a último minuto del Acuerdo de Escazú, firmado por 24 países, y que busca asegurar el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe. Además, está el latente riesgo ambiental en las denominadas “zonas de sacrificio”, en donde Quintero y Puchuncaví asoman como las localidades afectadas más representativas.

También es clave que la próxima reunión internacional por el clima será en Santiago, entre el 2 y el 13 de diciembre, en donde se espera haya un punto de partida para comenzar a discutir los temas ambientales en la región. Para eso mismo, estas manifestaciones pueden marcar la diferencia.

“Estamos ante un signo muy claro de nuestra falta de responsabilidad para proteger a las nuevas generaciones del impacto del cambio climático”, comentó en El Mundo Christiana Figueres, artífice del Acuerdo de París.

Comentarios