*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
3 Diciembre
Nada Personal
3 Diciembre
Aire Fresco
3 Diciembre
Santiago Adicto
3 Diciembre

El Ártico ya no es el mismo: Efectos del alza en temperaturas

Un estudio de Nature Climate Change reunió a una veintena de científicos de distintas disciplinas entre sí quienes han revisado cómo los cambios climáticos han impactado la vida en el Ártico. Dentro de sus hallazgos, los investigadores encontraron que las aguas cada vez más cálidas traían consigo a depredadores antes no vistos en la zona.

Por:

27 Febrero, 2020

Suscríbete a este programa

Las condiciones en el Ártico ya no son las mismas. A inicios de febrero se registró la temperatura más alta que se había tenido en la zona con 20,75°C, según afirmaron un grupo de investigadores brasileños. Tras haber reportado estos preocupantes datos, el científico brasileño Carlos Schaefer constató que “estamos viendo la tendencia al calentamiento en muchos de los sitios que estamos monitoreando, pero nunca hemos visto algo así”.

Esto es consistente con reportes recientes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), quienes reportaron a The Guardian que “hay una tendencia en la península y las islas cercanas, las cuales se han calentado en 3C° desde la era pre-industrial”. Esto a su vez, se está produciendo en “una de las velocidades más rápidas del planeta”.

¿Qué efectos tiene esto en la vida del Ártico?

Según reportó El País, una veintena de científicos de distintas disciplinas entre sí han revisado cómo los cambios climáticos han impactado la vida en el Ártico. De esta forma, se está viendo si se está produciendo un cambio en el ecosistema. Efectos como el deshielo y el aumento de temperatura pueden afectar el movimiento natural de las especies del sector.

El investigador y principal autor del estudio, Henry Huntington, le dijo al País que “la piscina fría del mar de Bering ha desaparecido por completo en 2017, 2018 y 2019”. Y esto es sumamente peligroso, pues este “funciona como un tapón: los peces subárticos no pueden atravesar un agua tan fría para cruzar el estrecho y llegar al mar de Chukchi [Chukotka]”, dijo Seth Danielson, de la Universidad de Alaska en Fairbanks y coautor del estudio.

Entonces, si esta piscina fría desaparece, ya no hay factores naturales que impidan que especies subárticas puedan llegar a este sector. Y, según dice también Danielson, esto es algo que hemos “estado viendo en los últimos años”.

Estas lamentables observaciones sobre la situación actual del Ártico están recogidas en el estudio de Nature Climate Change. Aquí, los científicos advierten sobre una traslación masiva de especies de peces del sur hacia el norte. Sobre esto, Huntington dijo que “el bacalao ártico es una especie fundamental del Ártico y está siendo desplazada por especies subárticas como el abadejo o el bacalao del Pacífico”.

En cuanto a los cambios más grandes, el estudio indica que se ha alargado la presencia de las orcas en el Ártico. “El año pasado grabé a varias de ellas en el mar de Beaufort, lo más al norte y al este que las he grabado nunca”, dice Kate Stafford, oceanógrafa de la Universidad de Washington especializada en la acústica de la vida marina. También, añadió que “probablemente pasen más tiempo en el mar de Chukchi porque, primero, hay menos hielo así que tienen un espacio libre mayor durante más tiempo al año y, segundo, hay muchas más especies subárticas, ballenas jorobadas, rorcuales, ballenas de Minke o grises, en la zona como posibles presas, en especial sus crías”.

Esto es sumamente peligroso, pues significa la masiva presencia de un colosal depredador en tiempos y zonas donde antes no había ninguno. Todavía hay que precisar si estos cambios serán definitivos o no, pero todo depende de cómo continúen las temperaturas de la zona. Esto es un proceso que tardará todavía años más en estudiarse, pero no hay duda que lo que estamos viendo ahora puede ser potencialmente peligroso para el ecosistema.

 

 

Comentarios