*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

El aborto ya es legal en Argentina: ¿Qué permite la ley?

aborto aprobado en Argentina FOTO: AFP.

La legislación fue aprobada por 38 senadores, entre peronistas, radicales y del PRO. Del otro lado, tuvo 29 votos en contra y una abstención.

Por:

30 Diciembre, 2020

Suscríbete a este programa

La madrugada de este miércoles, Argentina finalmente aprobó la ley de aborto. Tras 12 horas de discusión, el Senado ratificó la norma aprobada por la Cámara de Diputados el 11 de diciembre.

La legislación fue aprobada por 38 senadores, entre peronistas, radicales y del PRO. Del otro lado, tuvo 29 votos en contra y una abstención.

A eso de las 4:11 horas (local)  cuando el resultado en el hemiciclo aparecía en la pantalla gigante y desataba la euforia contenida durante la histórica jornada. Por un a parte, se veían lágrimas de emoción en la calle y en la cámara por parte de las personas a favor del aborto, identificas con pañuelos verdes, mientras que la desilusión apareció entre el menos numeroso grupo de antiabortistas, identificados por el color azul.

En 2018, un proyecto muy similar había sido rechazado por el Senado, marcando la continuidad de la tipificación del aborto como un delito penado con hasta cuatro años de cárcel.

El presidente Alberto Fernández hizo de la legalización del aborto una de las promesas de su campaña electoral en 2019.

“El aborto seguro, legal y gratuito es ley. A ello me comprometí que fuera en los días de campaña electoral”, escribió el mandatario en su cuenta oficial de la red social Twitter tras la votación en el Senado.

¿Qué permite la ley?

La nueva ley permite la interrupción del embarazo sin justificación hasta la semana 14 de gestación. Hasta ahora, solo podían ejercer ese derecho las mujeres que hubieran sido violadas o cuya vida corriera peligro, según una ley de 1921 que fue pionera en la región.

Además,  plantea un plazo máximo de 10 días entre la solicitud de abortar y su realización, pues la idea es impedir maniobras que puedan retrasar la interrupción del embarazo hasta evitarlo.

También establece la posibilidad de interrumpir el embarazo sin límite de tiempo a las madres cuyo embarazo sea fruto de una violación o para las que corra peligro su vida, las únicas causales permitidas hasta ahora.

Las menores de 13 años podrán hacerlo con la asistencia de al menos uno de sus padres o representante legal, mientras que las que tengan entre 13 y 16 solo necesitarán autorización si el procedimiento compromete su salud y las mayores de 16 podrán decidir por sí solas.

La ley también autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto, pero siempre que deriven con rapidez a las pacientes a otros profesionales que lo lleven a cabo.

 

Solo cuatro países el Latinoamérica permiten el aborto

Tras la aprobación en el Senado, Argentina se transformó en el cuarto país en permitir el  el derecho al aborto libre, sumándose a Cuba, Uruguay y Guyana.

En esos tres países tienen leyes de acceso abierto a la interrupción voluntaria del embarazo, lo que significa que la mujer puede decidir bajo su criterio. En México, el aborto también es libre pero solo en dos estados: Ciudad de México y Oaxaca.

La otra cara está que en El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Haití, la interrupción del embarazo no está permitida bajo ninguna circunstancia.

Otros países que están al borde de la restricción total son Venezuela, Surinam, Paraguay, Costa Rica y Perú puesto que lo permiten solo bajo el supuesto de amenaza para la vida de la madre o la salud física de la mujer.

Según un estudio de la revista The Lancet, entre 2010 y 2014 solo uno de cada cuatro abortos en América Latina fue seguro.

Por su parte en El Salvador la pena de entre dos y ocho años de cárcel a quien provoque, consienta o practique una interrupción del embarazo.

En agosto de este año, la Cámara de Diputados de República Dominicana decidió que el tema quede fuera del Código Penal y que se debata como una ley aparte más adelante y envió a una comisión especial un proyecto que busca despenalizar el aborto en tres causales: riesgo para la vida de la mujer, inviabilidad fetal o cuando es resultado de violación o incesto.

Desde 2017, en Chile aprobó la interrupción voluntaria del embarazo para los casos de inviabilidad del feto, amenaza para la vida de la mujer y violación.

Bolivia y Colombia tienen la mayor cantidad de excepciones para permitir un aborto entre los países que no lo permiten libremente: si no está asegurada la viabilidad del feto, en casos de violación, incesto, o si existe amenaza para la vida, la salud física o mental de la mujer

 

 

 

Comentarios