*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
2 Diciembre
Nada Personal
2 Diciembre
Aire Fresco
2 Diciembre
Café Duna
2 Diciembre

Secuestro, tortura y homicidio en La Araucanía: La historia de lo que sucedió

Hasta el momento no se sabe el paradero de las armas y la droga robada, además las mismas fuentes sostienen que no habría un vínculo con el asesinato del cabo de Carabineros, Francisco Benavides.

Por:

22 Junio, 2021

Suscríbete a este programa

Con doce imputados en prisión preventiva cuenta el caso de secuestro, tortura y homicidio ocurrido en las cercanías de Collipulli, región de La Araucanía, en una indagatoria que inició a comienzos de junio por la PDI y el Ministerio Público.

Los hechos comienzan el pasado miércoles 2 de junio, cuando nueve de los imputados se reunieron en la casa de uno de ellos ubicada en la comunidad Choin Lafkenche en el sector Victoria Unida, Collipulli.

El motivo de la reunión era realizar un plan para recuperar armas de fuego y marihuana que habían sido robados desde un predio en donde estaban ocultos, predio que pertenecía a dos de los acusados.

Secuestros, torturas y muerte: ¿Qué se sabe de lo que está pasando en Collipulli? - Duna 89.7 | Duna 89.7

Los nueve sospechaban de una persona, un mecánico de iniciales E. A. A. M de 28 años, que era conocido porque ya había realizado trabajos en el lugar. El acuerdo era ubicar al sospechoso y exigirle que devolviera lo que supuestamente había robado.

Una de las imputadas llamó a la víctima para pedirle que arreglara uno de sus autos que estaban en el predio, el mecánico aceptó y otro de los acusados lo fue a buscar para llevarlo al lugar donde ocurrió el secuestro.

Violencia inusitada

Al llegar ahí -y según los antecedente de los fiscales y la PDI- tres de los victimarios lo golpearon con objetos contundentes, allí comenzó una escalada de “violencia inusitada”. La víctima intentó escapar pero fue golpeado hasta caer al suelo.

La víctima fue inmovilizada y trasladada a una bodega, donde fue interrogado, pero al no obtener respuestas sobre lo robado, violencia se hizo peor.

Los persecutores sostiene que luego el joven fue trasladado de lugar, aquí apareció otro imputado, quien ayudó en el traslado hacia otro predio en el sector de Mulito, donde también se le realizaron torturas en un río cercano. Debido a eso se calificó como “violencia inusitada” por parte del vocero de la Fiscalía de La Araucanía, Miguel Rojas.

La aparición de una segunda víctima

Al no obtener información, los victimarios construyeron un refugio donde juntaron alimentos y mantuvieron secuestrada a la víctima, donde un nuevo imputado se sumó para ayudar en la custodia.

Desde el Ministerio Público informaron que el mecánico fue obligado a enviar mensajes de audio de WhatsApp a su familia para evitar levantar sospechas sobre su desaparición y era golpeado si no hacía lo que le pedían.

El domingo 6 de julio, los imputados concluyeron que habría otro involucrado, de iniciales E. C. M. B. (46) y planearon su captura para el día martes 8 de junio, donde se encapucharon y secuestraron al sujeto desde su taller mecánico.

Al llegar al mismo refugio procedieron a desnudarlo y torturarlo de forma más brutal, incluyendo vejaciones sexuales para ambos. Torturas que continuaron hasta el 11 de julio.

La huida

La madrugada del pasado sábado 12 de junio, la víctima de 28 años logró quitarse las amarras y en un descuido logró huir hacia la casa de vecinos, donde pidió auxilio y se contactó con Carabineros.

Al darse cuenta los imputados del escape, desataron la rabia contra la otra víctima, lo que le provocó la muerte. Trasladaron sus restos e intentaron deshacerse de ellos con ácido y quemándolo en una fogata junto a más evidencia.

Los imputados corresponden a Cristopher Jara FuentealbaDiego Mansilla-Villena CórdovaStephany Pérez AncalafMaría Adela Ancalaf LlaupeHéctor Artigas VásquezAlexi Villa CarrascoBryan Ercoli CatrileoRicardo Aránguiz GenelGuillermo Pérez Ancalaf, Mario Romero Nahuel, Jonathan Campos Hernández y Jonathan Abarcia Ancalaf.

Hasta el momento no se sabe el paradero de las armas y la droga robada, además las mismas fuentes sostienen que no habría un vínculo con el asesinato del cabo de Carabineros, Francisco Benavides, ya que el tipo de armas robadas no corresponden con las utilizadas en la muerte del uniformado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST