*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

¿Quiénes son el ISIS-K?: El grupo enemigo de los talibanes detrás de los ataques al aeropuerto de Kabul

ISIS-K FOTO: Getty.

Fue creado de 2015, durante el apogeo del poder de EI en Irak y Siria, antes de que su autoproclamado califato fuera derrotado y desmantelado por una coalición liderada por EE.UU.

Por:

27 Agosto, 2021

Suscríbete a este programa

Al menos 90 muertos y más de 150 heridos en la capital de Afganistán, incluidos niños, mujeres y personal militar de EE.UU. dejó el doble atentado suicida en las cercanía del aeropuerto de Kabul, informó un funcionario de Salud afgano al BBC.

“El Emirato Islámico condena de forma contundente los ataques que tienen como objetivo a civiles en el aeropuerto de Kabul”, dijo en un tuit Zabihullah Mujahid, portavoz del Talibán que ya controla el país pero no el aeropuerto, que sigue bajo el mando de EE.UU.

Al menos 28 miembros del Talibán murieron en el ataque, según le dijo un vocero a la agencia Reuters. Por su parte, el Pentágono confirmó que 13 militares estadounidenses perdieron la vida

Biden asegura que “haremos que paguen”

Otro quien condenó el ataque fue el presidente de Estado Unidos, Joe Bieden.

“No lo olvidaremos, no lo perdonaremos, los perseguiremos y haremos que paguen por esto”, afirmó el mandatario. 

En un discurso dirigido a la nación y visiblemente emocionado, Biden se refirió a los soldados muertos como “héroes comprometidos en una misión que salva vidas”.

Asimismo, informó que que ha pedido a los jefes de las Fuerzas Armadas de su país que desarrollen planes operativos para atacar los activos, líderes e instalaciones de ISIS-K”.

“EE.UU. responderá con fuerza y precisión en el momento preciso, en el lugar que elijamos, en el momento que elijamos (…) Voy a defender nuestros intereses y a nuestro pueblo con todo lo que esté bajo mi mando”, advirtió.

“He instruido a los militares que, si necesitan fuerzas adicionales, lo aprobaré”, dijo, pero aclaró que no se lo han solicitado hasta el momento.

EE.UU. atribuyó el atentado al grupo EI-K (ISIS-K, por sus siglas en inglés), una filial afgana del autodenominado Estado Islámico responsable de algunos de los atentados más atroces en el país y enemigos de los talibanes.

¿Quiénes son el ISIS-K?

Fue creado de 2015, durante el apogeo del poder de EI en Irak y Siria, antes de que su autoproclamado califato fuera derrotado y desmantelado por una coalición liderada por EE.UU.

Este grupo está compuesto por yihadistas afganos como paquistaníes, especialmente miembros desertores de los talibanes de Afganistán que no ven su propia organización como “suficientemente extremista”.

Según inteligencia, el grupo es autor de algunas de las peores atrocidades que han tenido lugar en Afganistán en los últimos años como ataques dirigidos a escuelas de niñas, hospitales e incluso una sala de maternidad donde, según informes, mataron a tiros a mujeres embarazadas y enfermeras.

ISIS-K es parte de la red global de EI que busca llevar a cabo ataques contra objetivos occidentales, internacionales y humanitarios donde sea que puedan alcanzarlos.

Están ubicados en la provincia oriental de Nangarhar en Afganistán, cerca de las rutas de tráfico de drogas y personas que entran y salen de Pakistán.

En su momento de máximo poder, el grupo contaba con unos 3.000 combatientes, pero ha sufrido bajas significativas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad estadounidenses y afganas, y también con los talibanes

La relación del ISIS-K con los talibanes

ISIS-K acusa a los talibanes de abandonar yihad y el campo de batalla a favor de un acuerdo de paz con EE.UU. negociado en “hoteles elegantes” en Doha, Qatar.

En el comunicado en que se atribuyeron los ataques del jueves, acusaron a los talibanes de “colaborar” con las fuerzas estadounidenses para evacuar “espías”.

Sin embargo, periféricamente están conectados a los talibanes a través de un tercer grupo.

Según los investigadores, existen fuertes vínculos entre ISIS-K y la llamada red Haqqani, que a su vez está estrechamente vinculada a los talibanes.

El líder de esa red, Khalil Haqqani, está ahora a cargo de la seguridad en Kabul.

 

 

 

 

Comentarios