*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
30 Septiembre
Nada Personal
30 Septiembre
Aire Fresco
30 Septiembre

Liquidez de los chilenos está como en noviembre de 2020: Los retiros y el IFE universal ya se diluyeron

Mall FOTO: Agencia Uno.

Según datos del BC, en julio de 2022, el M1 retrocedió a $63,6 billones, en una caída interanual de 20,8%.

Por:

11 Agosto, 2022

Suscríbete a este programa

Según el Banco Central, la liquidez de los chilenos alcanzó su peak en julio de 2021, tras la entrega del tercer retiro de los fondos de pensiones y los primeros pagos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) Universal .

En ese mes el M1, que es el concepto más líquido de dinero, que está compuesto por los billetes y monedas en circulación, las cuentas corrientes y cuentas a la vista, alcanzó a $80,3 billones (millones de millones), en la cumbre de un camino que comenzó a ascender rápidamente desde el primer retiro de los fondos previsionales de los trabajadores, a mediados de 2020.

Sin embargo, según datos del BC, en julio de 2022, el M1 retrocedió a $63,6 billones, en una caída interanual de 20,8%. Con esto, profundizó la baja del mes previo, de 16,8%, y es el menor nivel desde noviembre de 2020, explicado por todos sus componentes.

Esto se debe ya que  las cuentas corrientes, tanto de empresas como de personas, han disminuido en valores similares, alcanzando a fines de julio $14 billones y $23 billones, respectivamente. Con esto, las cuentas corrientes de firmas están 15,3% por debajo del nivel anotado en julio del año pasado, mientras que las de las personas registraron una baja de 22,9%.

Ante esto, el gerente de macroeconomía de Inversiones Security, César Guzmán, señaló a La Tercera que “estos niveles efectivamente son consistentes con una estimación simple de demanda por dinero y, de hecho, ya en la parte baja, lo que implica que la caída del dinero ha sido acorde con las condiciones económicas en las que estamos hoy, cerrando el desalineamiento que hubo en el 2020 – 2021″.

“La resiliencia del consumo coincide con el mayor uso de la liquidez proveniente de las medidas de estímulo fiscal y de los retiros de los fondos de pensiones. De todas formas, esta sigue elevada en perspectiva histórica. Si bien el ahorro a plazo de los hogares se ha incrementado desde el tercer retiro, los saldos de las cuentas corrientes y a la vista de las personas muestran que la liquidez agregada de los hogares continúa muy por sobre sus niveles anteriores a la pandemia”, puntualizó el Banco Central en su Informe de Política Monetaria de junio.

Sin embargo, esta resiliencia se debería justamente a “un uso más intensivo de la liquidez remanente de las medidas de apoyo a los hogares”, señaló el instituto emisor. Esto, debido a que buena parte de los retiros e IFE no fueron gastados inmediatamente y ya hace un año se anticipaba que esto podría seguir generando presiones.

Respecto al escenario actual, el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, indicó que “efectivamente, la liquidez en la economía se ha venido reduciendo, de la mano con el uso de esos recursos del lado de consumidores y empresas. En línea con eso, la demanda interna se irá ajustando más rápido hacia los próximos meses, reduciendo las presiones inflacionarias. Eso se verá con mayor nitidez hacia los últimos meses del año y con mayor fuerza en 2023. La Tasa de Política Monetaria es por lo demás altamente contractiva, la que naturalmente hará su parte en el ajuste”.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST