EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
24 Mayo

Menos nacimientos y más matrimonios

nacimientos

Aunque los matrimonios han ido en aumento, la Tasa Global de Fecundidad ha llegado a un mínimo histórico, lo que según expertos, podría llegar a afectar el desarrollo.

Por:

14 Agosto, 2023

Suscríbete a este programa

En Chile, cada vez más personas deciden no tener hijos y según los datos sociodemográficos esta situación ha llegado a un punto crítico en el 2020, el primer año de la pandemia por Covid-19. Sumado a esto último, el buscar el desarrollo personas y profesional de las mujeres en su edad fértil por sobre la opción de ser madre es uno de los principales factores que han llevado e estos registros.

Según el Anuario de Estadísticas Vitales 2020, publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), durante el 2020 hubo 194.978 nacimientos, un 7,24% menos respecto del año anterior. Además, la tasa de fecundidad en Chile es la más baja desde que se tiene registro. Según la Tasa Global de Fecundidad (TGF) en nuestro país hay una fecundidad de 1,3 hijos por mujer, es decir, los hijos que tendría una madre durante su periodo fértil.

Sin embargo, el INE también dio a conocer que los matrimonios aumentaron en un 41,5% durante el 2021 en comparación con el 2020, con 53.255, donde el mayor incremento se dio en el segmento etario de los 30 a 34 años.

Consecuencias

La principal implicancia de esta situación es que, tarde o temprano, la población va a disminuir. Ya que debido a esta tendencia en algún momento habrán más hombre o más mujeres, reduciendo las opciones de que hayan parejas reproductivas.

Según publicó Qué Pasa esto lo explicó Gabriel Cavada, epidemiólogo y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile. “Cuando se concibe un bebé, la probabilidad de que sea hombre o mujer es más o menos del 50%. Entonces, se necesita que cada mujer tenga por lo menos dos hijos, porque eso garantizaría probabilísticamente que en términos generales que todas las potenciales madres van a estar en las mismas condiciones reproductivas, y eso hace que la población crezca, se recambie y perpetúe”.

Sobre el fenómeno ocurrido en la pandemia, en donde todo indicaba que la fertilidad aumentaría, La doctora en Sociología y académica de la Universidad Católica, Viviana Salinas, comentó a Que Pasa que: “Aunque es súper interesante preguntarse qué pasó con el acceso y uso de anticonceptivos en la pandemia, en la práctica vemos que el aumento de la fecundidad no ocurrió”.

Por otro lado, Salinas destaca la situación económica inestable como otras de las razones del descenso en los datos de nacimientos.

¿Como mejorar los datos?

Si bien estos datos son históricos, no son recientes. De hecho, según un estudio realizado por el Departamento de Salud Pública y Epidemiología de la Universidad de los Andes, en Chile entre 1970 y 2010 el TGF disminuyó desde 3,4 a 1,9 hijos por mujer y entre 1960 y 2011 estas cifras cayeron desde 5,5 a 1,9.

Estos números se explicarían, por una parte, debido al aumento de la mano de obra femenina, la cual durante 1970 aumentó de un 22,4 a un 40,2%.

Es este sentido, los investigadores concluyeron que para hacer frente a este fenómeno es necesario generar nuevas políticas públicas para fortalecer la TFG y apoyar la participación femenina en el mundo laboral, tomando como ejemplo a otros países que ya han atravesado por estos procesos, como España, Francia e Italia, los cuales entregaron beneficios a las madres.

En este sentido, Gabriel Cavada aseguró que: “En Chile eso aún no lo tenemos. Han habido intentos teóricos bastante agresivos, como incluso pagarle a las mujeres porque sean madres, pero nunca se ha llegado a hacer un estudio de factibilidad para considerar qué tendrías que ofrecerle, desde el punto de vista social a una mujer, para que estuviera dispuesta a embarazarse”.

Por otro lado la llegada de mujeres extranjeras podría ser un factor para mejorar estos números, de hecho, según Estadísticas Vitales del INE el 16,5% de los nacimientos en Chile durante el 2020 correspondieron a pequeños de madres extranjeras. De las madres extranjeras que más aportaron a estos números un 22,6% fueron venezolanas y un 19,1% haitianas.

Respecto a esto, Cavada indica que: “Esa es una solución, pero tampoco es de muy largo plazo. Una vez que la inmigración se asume como una medida paliativa de la TGF, esta automáticamente deja de serlo. La misma segunda generación, los hijos de inmigrantes, ya no van a querer tener tantas guaguas como las que tuvieron sus padres”.

Aumento de matrimonios

Además de los matrimonios, los acuerdos de unión cívil también vieron un incremento, pasando de 5.328 en 2020 a 8.661 en 2021, de estas, el 79,2% corresponden a personas de distinto sexo.

Por su parte, las parejas del mismo sexo que firmaron un acuerdo de unión civil llegaron a las 1.803, de las cuales 989 fueron entre mujeres y 814 hombres.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST