*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Café Duna
6 Octubre
Ahora en Duna
6 Octubre

Estados Unidos responde a provocación de Corea del Norte y pide apoyo internacional

En respuesta al ensayo balístico del régimen de Kim Jong-Un, Washington en conjunto con Corea del Sur desplegaron militares en aguas norcoreanas y probaron sus propios misiles. Chile se suma a la comunidad internacional y llama a Pyongyang a detener su desarrollo armamentístico.

Por:

5 Julio, 2017

Suscríbete a este programa

Un nuevo capítulo se suma a la carrera armamentística entre Estados Unidos y Corea del Norte. En respuesta al lanzamiento del proyectil interconrtinetal norcoreano, el Gigante Norteamericano respondió con un ejercicio de misiles en conjunto con su socio, Corea del Sur.

Washington, quien mantiene en Corea del Sur, 28.500 soldados, desplegó su sistema de misiles tácticos, mientras que Seúl hizo lo mismo con sus Hyunmoo II. En ambos casos se trata de proyectiles guiados de alta precisión y fácil despliegue, que tienen la capacidad para atacar las bases de los misiles del país vecino.

Esta prueba balística fue presentada por el alto mando estadounidense en el Pacífico como un recordatorio del “inquebrantable compromiso” de Washington por defender a su aliado frente a cualquier amenaza.

El martes Corea del Norte lanzó con éxito un proyectil intercontinental conocido como Hwasong-14. El artefacto alcanzó 2.802 kilómetros de altura y se mantuvo en el aire durante 39 minutos, tiempo en el que recorrió 933 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón.

Es la prueba mejor lograda de Pyonyang a la fecha. Según los expertos el ensayo demostró que el régimen de Kim Jong-un tiene armas con una capacidad de alcance máximo de 6.700 kilómetros, lo que le permitiría atacar territorio estadounidense en Alaska, Moscú, todo el territorio chino y Australia.

Puedes revisar el video del lanzamiento aquí

Las imágenes del lanzamiento del misil fueron divulgadas por la televisión estatal del régimen de Kim Jong-un

El ensayo fue realizado en la víspera del 4 de julio, Día de la independencia en Estados Unidos. El mandatario norcoreano aprovechó la fecha para comentar que el misil se trataba de “un regalo para los bastardos americanos”. Además insistió en que no está dispuesto a detener sus ensayos balísticos y nucleares mientras el Gigante Norteamericano no “abandonase su política hostil” hacia su país.

Las tensiones entre ambos gobiernos continúan escalando. Las presiones de Donald Trump han mostrados ser un fracaso para frenar el rápido desarrollo armamentístico norcoreano.

En el pasado, el mandatario estadounidense había anunciado que este tipo de proyectiles cruzaban una línea roja que no iba a permitir. Para evitarlo, presionó a Corea del Norte con el despliegue de tropas militares en aguas norcoreanes, y buscó el apoyo de China. Sin embargo, el Gigante Asiático, que absorbe el 90% del comercio norcoreano, rechazó castigar a Pyongyang.

De hecho, en conjunto con Rusia formó un frente equidistante que pide tanto la congelación simultánea de las pruebas nucleares y de misiles de Kim Jong-un, como de los ejercicios militares conjuntos de EE UU y Corea del Sur.

Ante este escenario, Donald Trump declaró que su paciencia con el líder oriental ha “llegado a su fin”, y advirtió al presidente chino, Xi Jinping, que está dispuesto a actuar por su cuenta.

En la misma línea el secretario de Estado, Rex Tillerson, consideró la prueba como “una nueva escalada en la amenaza contra Estados Unidos, sus aliados y socios en la región y el mundo”.

“Se requiere de una acción global para enfrentarnos a una amenaza global. Jamás aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares. Cualquier país que acoja a trabajadores norcoreanos, permita cualquier beneficio militar o económico o falle en el cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad está ayudando y tolerando un régimen peligroso”, afirmó el secretario de Estado.

Por eso hizo un llamado a todas las naciones a “demostrar públicamente a Corea del Norte que hay consecuencias en su búsqueda de armas nucleares“. Según consignó El País, sus dichos se hicieron en paralelo al despliegue armamentista de Estados Unidos y Corea del Sur.

Chile preocupado con decisiones de Corea del Norte

La comunidad internacional se ha pronunciado sobre esta situación criticando el desarrollo balístico de Pyonyang y calificándolo como una amenaza a la paz mundial. Desde Chile el Gobierno afirmó que el país mira este escenario con “preocupación”.

“Nuestro país observa con preocupación las acciones incurridas por la República Popular Democrática de Corea, que contribuyen a generar un clima de inestabilidad en la península coreana, así como en la seguridad global (…), es una flagrante violación de las resoluciones (…) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que prohíben a ese país realizar lanzamientos en que se utilice tecnología de misiles balísticos (…) Chile se suma a la comunidad internacional al reiterar el llamado a la República Popular Democrática de Corea a que detenga el desarrollo de misiles balísticos de alcance intercontinental, programa que se traduce en una amenaza a la paz mundial y cierra las avenidas al diálogo”, expresó la Cancillería chilena a través de un comunicado.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST