*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
13 Septiembre
Nada Personal
13 Septiembre
Aire Fresco
13 Septiembre

Huracán Harvey: Una de las peores catástrofes de la historia en Estados Unidos

A burnt out house and cars that caught fire are seen after Hurricane Harvey hit Corpus Christi, Texas on August 26, 2017. Hurricane Harvey slammed into the Texas coast late Friday, unleashing torrents of rain and packing powerful winds, the first major storm to hit the US mainland in 12 years. / AFP PHOTO / MARK RALSTON

La naturaleza se ensañó con el estado de Texas. El número de víctimas mortales ya asciende a 30, pero las autoridades aseguran que la cifra seguirá subiendo. Además, más de 30 mil personas han tenido que ser evacuadas.

Por:

30 Agosto, 2017

Suscríbete a este programa

Desde Santiago hasta Tongoy (Chile), esa es la distancia aproximada que recorrió el Huracán Harvey en Texas arrasando con todo a su paso.

La catástrofe natural que lleva 400 kilómetros recorridos desde la semana pasada, ya ha cobrado la vida de 30 personas y lo expertos creen que esa cifra irá en aumento.

Las autoridades calculan que 13 millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones y cientos de miles han sido desplazadas. La tragedia trae a la memoria colectiva de los estadounidenses los estragos que dejó el Huracán Katrina en 2005 que dejó más de 1.800 muertos tras su paso.

En Houston, la ciudad más afectada, las carreteras se han convertido en ríos y los techos de las casas se asoman entre las aguas como si fueran la punta del iceberg de un mundo submarino y enlodado.

La zona afectada por lluvias e inundaciones abarca toda la costa de Texas, desde Galveston hasta Corpus Christi. Este miércoles se espera que el ciclón vuelva a Houston aunque con una furia más moderada, alcanzando vientos de 85 kilómetros por hora. La expectativa es que Harvey se degrade a depresión tropical a lo largo de esta jornada.

Sin embargo, los meteorólogos alertan que las fuertes lluvias continuarán con acumulaciones de entre 15 a 30 centímetros en Houston y hasta 1,2 metros en la costa norte de Texas. 

Se ha emitido orden de evacuación entre Galveston y Corpus Christi, al igual que en el extremo del suroeste del estado de Luisiana. En los alrededores de dichas ciudades la decisión de alejarse de la zona quedó en manos de los mismo residentes.

Los embalses son ahora una de las mayores preocupaciones. El martes las autoridades locales llamaron a los ciudadanos a alejarse de las zonas que rodean a dos presas cercanas a Houston: las de Barker y Addicks. Finalmente ambas acabaron por desbordarse. 

El agua, que se convirtió en el nuevo residente de esas casas, podría tardar meses en abandonar las viviendas de la ciudad.

Hasta el martes, 17 mil personas permanecían refugiadas en 30 albergues. El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, dijo que el Centro de Convenciones albergaba a 9.000 personas, cuando esperaban 5.000. La ciudad ha pedido recursos a la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) para albergar a 10.000 más.

Ayer el gobernador de Texas, Greg Abbott declaró 54 condados como zona de desastre, lo que representa un 41% del estado donde viven 27.9 millones de personas. FEMA estimó que 450.000 personas pueden acabar necesitando ayuda de emergencia.

El viernes el alcalde Turner decretó toque de queda entre la media noche y las cinco de la mañana para evitar saqueos en los barrios abandonados. 

“No se puede conducir ni estar en ningún lugar público. Hemos tenido problemas de robos a mano armada y gente con pistolas y rifles”, dijo el jefe de policía.

Según consignó El País, el ejército planea liberar agua de manera controlada para sacar presión de ambos embalses.

“Si no comenzamos a liberar agua ahora, el volumen y descontrol del agua cercana a las represas será mayor y tendrá un impacto más dañino en las comunidades” aseguró el coronel Lars Zetterstrom.

Comentarios