*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Ahora en Duna
17 Agosto
Notables
17 Agosto

Boric reconoce error de su generación: “Tenemos la arrogancia de creer que la historia parte con nosotros”

El diputado del movimiento estudiantil debatió tras la columna en la que Cony Stipicic acusaba “ese agotador infantilismo revolucionario” de muchos miembros del Frente Amplio. Además abordó la propuesta de FA respecto del sistema de pensiones y conversó sobre la pre candidatura de Beatriz Sánchez.

Por:

6 Abril, 2017

Cargando ..
Suscríbete a este programa

Este jueves el diputado del movimiento autonomista, Gabriel Boric, vino a defender su postura en el programa Hablemos en Off, luego de la columna en que la periodista Cony Stipicic criticó ‘el infantilismo revolucionario” de su generación.

“Es una crítica que nos hacen recurrentemente, que tenemos una arrogancia de que la historia parte con nosotros. Efectivamente en mi generación hay una pulsión de que la historia parte el 2011, es fundacional en términos generacionales. Creo que nunca se parte de cero, hay un aprovechamiento de ciertos críticos que plantean que nosotros querríamos algo así. Un error generacional. Me interesa destacar que quienes somos parte del Frente Amplio estamos plenamente conscientes de que somos herederos de luchas sociales anteriores, respondemos a una tradición histórica que nos antecede con creces. Por eso para hacer política hoy día hay que leer historia, las partes que te gusten y no”, respondió Boric a la crítica de Stipicic.

Y continuó: “Lo que sí reivindico es el derecho, no solo de nuestra generación si no de nuestras fuerzas políticas emergentes, es a tener una visión crítica del pasado de Chile y pensar que las cosas podrían haber sido de otra manera y criticarlo políticamente, no en términos morales. No creo que Lagos se haya vendido ni que Aylwin sea un cobarde. Tengo diferencias políticas con lo que se hizo en esos gobiernos”.

“La superioridad moral es cierto que existe en las declaraciones de algunos compañeros y compañeras, demasiado destempladas que después no se condicen con una acción concreta. Creo que el presidente Lagos y en general la generación, dese Boeninger en adelante, y ahí soy muy crítico del proceso de renovación del socialismo desde la última mitad de los ’80, terminó aceptando un modelo político y económico, independiente de sus orígenes en la dictadura cívico militar, que terminó profundizándose en los gobiernos de la Concertación. Que tiene que ver con la lógica de focalización ideada en Miguel Kast que tiene que ver con respetar ciertos aspectos de la democracia protegida que se heredaron de la dictadura en las reformas constitucionales del ‘89 y por cierto el modelo económico en AFP, educación, salud que. En eso nosotros somos muy críticos”.

 

Lo malo y lo bueno del pasado

Respecto a las decisiones concretas que critica de los políticos de generaciones anteriores, Boric aseguró: “yo no digo que todo estuvo mal, la pobreza se redujo y se amplió la matricula en educación superior de manera sustantiva pero se generaron otras consecuencias. El problema cuando se evalúa estas políticas públicas solo desde la perspectiva desde los éxitos es que nos impide pensarlas críticamente también. Lo que yo defiendo es que se podría haber hecho diferente. Por ejemplo en el copago, cuando Jorge Arrate era ministro de Educación, terminó profundizando la segregación y desigualdad en Chile. Tenemos derecho de tener una visión crítica de esas políticas públicas y podemos discutir el carácter de la transición chilena. Otro de los argumentos es que Pinochet estaba en la comandancia en jefe. Es muy difícil hacer política contrafactual. Mi viejo que es DC siempre me dice ‘es que tu no viviste esa época’. Pero si ese es el argumento entonces no puedo opinar de la Revolución Francesa y de nada”.

Sin embargo, el diputado aseguró que, al menos entre los militantes de las diferentes colectividades que integran el Frente Amplio, se ha establecido la obligación de leer y educarse en la historia cercana y lejana de la política chilena.

“Es importante que esto sea un aprendizaje recíproco, desde el Frente Amplio tenemos que ser cuidadosos de mantener la política en el ámbito de lo político y no de lo moral. Porque se pasa a ‘usted es un vendido’, al final se termina invalidando el argumento porque deja de ser recibido al otro lado. Por eso es importante, esto es una política del Movimiento Autonomista, que tengamos una formación muy dura que esto no es solo consigna sino que nos tenemos que estar formando permanentemente en los clásicos como la historia presente, y ahí es muy importante leer a Joseph Ramos para entender la economía de estos últimos años, me leí los escritos de Jaime Guzmán para entender también al adversario con el que debato. Una de las gracias de la política es que es el arte de ponerse de acuerdo entre personas que piensan diferente”.

 

La exclusión de los movimientos sociales

Gabriel Boric también se dio el tiempo para señalar sus diferencias con la izquierda histórica. Para él, tanto la derecha como la izquierda acordaron dejar abajo del debate a los movimientos sociales como una manera de mantener el status quo. Y es esa nueva irrupción de las masa descontenta, la que él pretende representar.

“Uno de los problemas esenciales de la política chilena es que durante mucho tiempo se pusieron de acuerdo muy pocos y ahí hubo una decisión en pos de la gobernabilidad de excluir a los movimientos sociales, a la masividad, de desmovilizar y centrar la lógica solamente en ingresar a los circuitos de consumo para las grandes masas pero la política la hacían los profesionales. Es una crítica que también se tira por abajo respecto a la candidatura de Beatriz Sánchez, cuando dicen que no tiene experiencia en política que es aficionada, es lo mismo que dicen respecto Giorgio, Camila y yo. En nuestro caso la diferencia es nuestra edad, no creo en vidas pasadas ni futuras, y la única experiencia de la que puedo dar cuenta es de los 31 años que llevo acá. Pero nosotros venimos haciendo política desde hace mucho antes. Yo milito desde el 2004, fui presidente de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, senador universitario, presidente de la Fech, en Magallanes empezamos a hacer política mucho antes de la campaña electoral. Beatriz tiene posiciones que son profundamente políticas, que las ha planteado muy claras desde el inicio, desde su trinchera que era el periodismo y ahí me interesa reivindicar que la política que no es un patrimonio exclusivo de los políticos profesionales o de los empresarios que lo canalizan por poderes no democráticos, pero como poderes fácticos”, señaló el diputado que nació como líder político con el movimiento estudiantil de 2011.

“El Frente Amplio tiene el tremendo desafío de convocar no solo a quienes se identifican como de izquierda sino ir más allá: darle una conducción política al malestar. No me interesa estar disputándole una migaja del padrón al PS o al PC, me interesa que en la próxima elección podamos convocar a gente que se ha sentido desencantada de la política por mucho tiempo. Por otro lado el chantaje permanente que ha sufrido la izquierda fuera de la Concertación, de que si no haces esto le haces el juego a  la derecha, que ha hecho últimamente el Partido Comunista con nosotros siendo que lo vivió durante mucho tiempo, me parece inaceptable. Porque castra las posibilidades de la emergencia de una nueva alternativa en Chile y nosotros, entendiendo que existen diferencias tanto de pasado como de futuro entre la Nueva Mayoría y la derecha, creemos que tienen consensos fundamentales con los que nosotros no tenemos consenso”, señaló.

 

Postura frente a las AFP y la educación.

“Queremos constituirnos como una nueva alternativa, por ejemplo en el tema de las AFP. Acá no estamos por reforma a las AFP; no me interesa una AFP estatal, la discusión del 5% si es válida no apunta al problema de fondo, queremos terminar con el sistema de administración privada de los fondos de pensiones”, declaró Gabriel Boric.

Respecto a la reforma educacional y qué sistema es mejor para Chile, el diputado pidió que analicemos más la historia de Chile que los modelos extranjeros.

“A mí me da ébola cada vez que hablan de Finlandia porque me carga esta cuestión de que tenemos que seguir el modelo finlandés (de educación). Tenemos que crear nuestro propio modelo y aprender de lo mejor (…) no te puedo decir mi modelo es este y por lo tanto lo que pido en el debate es que dejen de hacernos dar cuenta como si nosotros quisiéramos traer a Cuba. Hay una caricatura permanente”, finalizó

Ve el video de la entrevista:

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST