*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
24 Enero
Aire Fresco
24 Enero

¿Habrías permitido la eutanasia a Noa Pothoven, joven holandesa que se dejó morir por vivir traumada tras ser violada varias veces?

Foto: Hipertextual

Vota aquí.

Por:

6 Junio, 2019

Suscríbete a este programa

La joven holandesa de 17 años, Noa Pothoven murió el domingo pasado, luego de días de inanición. Esa fue su última decisión, luego de que le negaran la eutanasia que pidió, por vivir durante años con estrés postraumático, anorexia y depresión, tras ser violada varias veces.

“Seré directa: en un plazo máximo de 10 días moriré. Estoy exhausta tras años de lucha, se termina. He dejado de comer y beber por un tiempo, y tras muchas discusiones y evaluaciones, seré liberada porque mi sufrimiento es insoportable”, escribió la joven días antes de morir en su cuenta de Instagram.

La corta vida de la adolescente fue dura desde pequeña. A los 11 años, en una fiesta escolar, fue abusada sexualmente por uno de los asistentes. Al año siguiente la situación se repitió y cuando tenía 14 años fue violada por dos hombres en un callejón de Arnhem, la ciudad donde vivía. Por miedo y vergüenza, Noa nunca les contó de las agresiones a sus padres, hasta que a mediados de 2017 ellos encontraron una serie de cartas de despedida en la habitación de su hija.

Un dato que sus padres también desconocían, era que la adolescente se había acercado a una clínica en La Haya para averiguar si era elegible para la eutanasia o el suicidio asistido. La respuesta que le dieron fue negativa, ya que era demasiado joven y debía esperar a que su cerebro estuviera completamente desarrollado.

La eutanasia es legal en Holanda desde 2002, y a partir de los 12 años pueden pedirla los niños con enfermedades sin curación y padecimientos insufribles. Ellos necesitan el permiso de los padres, pero desde los 16 años deciden por su cuenta, siempre que tengan autorización y ayuda médica.

Luego de que sus padres se enteraran de su situación, Noa entró y salió de clínicas, e instituciones y centros especializados, a los que muchas veces fue forzada a ingresar por la justicia. Pero ninguno de los tratamientos dio resultado y la joven intentó varias veces quitarse la vida.

Hace algunos días, y con acuerdo de sus padres y supervisión de sus médicos tratantes, la joven dejó de alimentarse, hasta que el domingo murió.


Comentarios