*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Santiago Adicto
21 Septiembre
Ahora en Duna
21 Septiembre
Notables
21 Septiembre

La propuesta de la ONU: Una renta temporal para un tercio de la población mundial

La idea es que las personas puedan respetar las cuarentenas y medidas de distanciamiento quedándose en casa, para así frenar la propagación del virus.

Por:

23 Julio, 2020

Suscríbete a este programa

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas propuso este jueves una gran medida para enfrentar la propagación del coronavirus en el mundo.

Se trata de una renta básica que beneficiaría a más de un tercio de la población mundial (2.700 millones) quienes viven cerca o bajo del límite de la pobreza.

El costo de este proyecto bordearía los 199.000 millones de dólares mensuales, lo que estaría dirigido a un total de 132 países. Si bien es un monto alto, se considera asumible para enfrentar la pandemia.

La idea es que estos recursos permitan a las personas de países en vías de desarrollo respetar las cuarentenas y medidas de distanciamiento, quedándose en casa, para así frenar la cadena de contagios.

El aumento de la crisis sanitaria

La crisis por Covid-19 registró un millón de casos en los primeros tres meses, pero luego se aceleró hacia un millón a la semana y en último tiempo, este número se logra cada cuatro o cinco días.

“Los tiempos sin precedentes requieren medidas sociales y económicas sin precedentes. Introducir un ingreso básico temporal para las personas más pobres del mundo ha surgido como una opción. Esto podría haber parecido imposible hace sólo unos meses”, manifestó Achim Steiner, administrador del PNUD.

Actualmente, según las cifras publicadas por el hospital Johns Hopkins, los contagiados por Covid-19 llegan a más de 15 millones y los fallecidos superan los 600.000.

“Los rescates y los planes de recuperación no pueden centrarse solo en grandes mercados y grandes negocios. Un ingreso básico temporal podría permitir a los Gobiernos dar a las personas en confinamiento un salvavidas financiero, inyectar dinero en las economías locales para ayudar a sobrevivir a los pequeños negocios y ralentizar la devastadora expansión de la COVID-19”, señaló Steiner.

Para costear esta cantidad de dinero, el PNUD subraya tres posibles financiamientos para los gobiernos: utilizar fondos destinados al pago de la deuda, la reutilización de los subsidios a combustibles fósiles y los impuestos internos.

Además señaló que para lograr esto se deben superar las dificultades políticas y administrativas.

Comentarios