*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
27 Noviembre
Nada Personal
27 Noviembre
Aire Fresco
27 Noviembre
Santiago Adicto
27 Noviembre

Comida para subir las defensas: Un libro chileno basado en evidencia científica

“Hoy en día se sabe que los alimentos y la microbiota modulan las respuestas del sistema inmune y se está estudiando cómo ocurren estas interacciones entre alimento, microbiota y sistema inmune”, sostienen las investigadoras.

Por:

23 Octubre, 2020

Suscríbete a este programa

“Medicina en tu cocina, cómo los alimentos benefician tu sistema inmune” es el nombre del primer libro chileno basado en evidencia científica que describe cómo fortalecer esta parte del organismo a través de una correcta alimentación.

Fue escrito por las científicas Susan Bueno, profesora asociada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica y Claudia Riedel, directora del laboratorio de Endocrino-Inmunología de la Universidad Andrés Bello. Ambas son investigadoras del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII) y contaron con el apoyo de estudiantes y otros investigadores jóvenes asociados a este centro.

“Este libro pone en relevancia la importancia de una alimentación sana para el buen funcionamiento del sistema inmune, considerando principalmente evidencias de estudios científicos y clínicos” señala Susan Bueno según lo recogido por La Tercera.

Los alimentos benéficos

Entre algunos de los alimentos destacados se encuentran las alcachofas, legumbres, avena y harinas integrales, que son ricas en prebióticos, alimentos que no pueden ser digeridos por nuestras células pero que estimulan el crecimiento de bacterias sanas en el intestino.

También están los probióticos, microorganismos vivos que deben consumirse de manera permanente y en cantidades adecuadas, como el yogurt, kéfir y verduras fermentadas (chucrut, pickles y kombucha). Estos  permiten “reestablecer la microbiota intestinal durante y después de un tratamiento con antibióticos, previene el crecimiento de microorganismos patógenos en el intestino y además modulan la respuesta inmune”, sostiene el texto.

“El chucrut, el kéfir (yogurt de pajaritos), los pickles, el chocolate y el café, son alimentos fermentados que contienen microorganismos beneficiosos que al momento de degradar algunos componentes, favorecen la digestión de los alimentos y además generan moléculas que son positivas para la regulación del sistema inmune, permitiendo reducir las respuestas excesivamente inflamatorias, como el caso de las alergias o el asma”, explicó Bueno.

El jengibre, la cúrcuma, aceite de pescado, betarraga, piña, apio y los berries son buenos antiinflamatorios, y por el contrario, el azúcar refinada, el jarabe de maíz alto en fructosa, los conservantes alimentarios (carboximetilcelulosa y polisorbatos utilizados como espesantes) se consideran pro inflamatorios.

La salud de la tiroides también está considerada: “El yoduro es una sal de potasio que en pequeñas cantidades ayuda al buen funcionamiento de esta glándula. Alimentos ricos en yoduro y que debieran estar presentes en la mesa son las algas comestibles, peces como el salmón, el atún y el bacalao; crustáceos como los camarones y jaibas; y mariscos como el piure y los erizos”, dice Claudia Riedel.

Propiedades antimicrobianas

Para combatir microorganismos patógenos (los capaces de causar infecciones y enfermedades) se encuentran plantas como el orégano, utilizada para malestares estomacales y enfermedades respiratorias por sus propiedades contra hongos y bacterias.

También está el tomillo, el romero para la gastroenteritis y la canela como antidiarreico, al igual que la mostaza.

Especias como el comino y el clavo de olor tienen compuestos que inhiben el crecimiento de parásitos, los que se pueden emplear por ejemplo para tratar infecciones causadas por gusanos intestinales.

Jengibre, ceboola, ajo y hongos comestibles son otros productos que también tienen  propiedades antimicrobianas.

Comentarios