*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Honjok: La reivindicación de la soledad

Este movimiento que nació en Corea del Sur y que basa sus principios en el disfrute de estar con uno mismo, diferencia el estar solo con el sentirse solo. Acá algunas claves para practicarlo.

Por:

4 Marzo, 2021

Suscríbete a este programa

La soledad se ha vuelto un tema recurrente debido a la pandemia y los largos confinamientos que tuvimos que enfrentar. En Corea del Sur hay un movimiento llamado los honjok el cual se basa en un nuevo estilo de vida solitario.

La palabra significa “tribus de uno solo” (hon: solo y jok: tribu). Fracis Healey, autora del libro “Honjok: el arte de vivir en soledad” (2020) conversó con la BBC Mundo y explicó lo que significaba llevar este estilo de vida:

“El honjok es una invitación a reflexionar sobre quiénes somos realmente, más allá de las normas sociales y culturales establecidas, y a disfrutar de la soledad”.

También, comentó que aprender a vivir solo es un arte, como lo señala en el título de su libro. Cuando uno elige la soledad puede llegar a ser un placer. Además, ella plantea en su texto estrategias para formar un estilo de vida en base a uno mismo.

Desde cuándo existe el Honjok

En 2017 algunas personas comenzaron a compartir y dar a conocer prácticas relacionadas a la soledad bajo el hashtag #honjok.

Healey comentó que “son personas que tomaron la decisión consciente de vivir solas y de pasar tiempo disfrutando de actividades en solitario. Son, digamos, solitarios exitosos”.

El principio de este estilo de vida es priorizar el mundo interior, convirtiendo la soledad en un espacio seguro para aquellas personas que deciden vivir así.

Estar solo v/s sentirse solo

La pandemia trajo consigo el aislamiento social y eso se tradujo en un alza de trastornos depresivos, ansiedad y otras enfermedades relacionadas a la salud mental. Pero no es lo mismo sentirse solo a estar solo.

La autora afirmó que “estar solo es una oportunidad para reflexionar, mientras que para otros estar solo equivale a no ser digno de compañía. Esa es la clave: estar solo es una elección; la soledad, no”.

Además, la autora agregó que las personas que estuvieron solas pudieron conectarse con ellos mismos de una manera profunda, permitiendo para algunas que su mundo interior saliera más a la luz.

“El honjok puede ser una vía para comprender que cuando te permites a ti mismo convivir con la soledad. Aunque al principio sea incómoda, cultivas una autoconciencia más profunda. A través de actividades contemplativas y de curiosidad hacia tu mundo interior, puedes sentir una verdadera riqueza espiritual estando contigo mismo” dijo Healey.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST