*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Pulpos usan desechos humanos para poner sus huevos

Los cefalópodos usan botellas, latas y otros residuos humanos para refugiarse, albergar a sus crías y como método de camuflaje.

Por:

10 Marzo, 2022

Suscríbete a este programa

Según un estudio publicado en Marine Pollution Bulletin, los pulpos del fondo marino han aprendido a convivir con la basura presente en su ecosistema.

Este fenómeno quedó registrado en más de 200 fotografías de las criaturas interactuando con la basura en el hábitat marino.

Sin embargo, estos hallazgos no sorprenden a los especialistas, debido a que los científicos marinos comúnmente han observado estos comportamientos. Incluso, a menudo usan este tipo objetos para atraerlos y capturarlos para hacer diferentes estudios.

“Creemos que esto se debe a la gran abundancia de estos artículos artificiales en el océano”, dijo a la CBC News la autora principal del estudio, Maira Proietti, oceanógrafa de la Universidad Federal de Rio Grande en Brasil.

“Se está volviendo común que usen estos elementos para protegerse en lugar de sus refugios naturales, como las conchas marinas, que se están volviendo escasas en el océano”, agregó la investigadora.

El estudio examinó 261 fotografías de 24 especies diferentes de pulpos interactuando con la basura a lo largo del mundo.

“A través de estas imágenes, observamos que es muy común que estos pulpos bénticos (de aguas profundas) usen refugios artificiales en lugar de los naturales”, dijo Proietti.

Los objetos de vidrio estaban presentes en el 41,6 por ciento de las fotos, mientras que el plástico se observó en el 24,7 por ciento.

 

Esto se desarrolla mientras  la ONU aprobó un acuerdo histórico para crear el primer tratado global sobre contaminación plástica del mundo, que califica al plástico en los océanos del mundo como “una epidemia”.

Algunas fotos muestran a los pulpos usando la basura como refugios, o incluso para camuflar sus guaridas naturales. Otras mostraban a las hembras usando la basura para alojar a sus huevos.

Este fenómeno podría ser considerado inocuo a primera vista. Sin embargo, pueden existir graves consecuencias al entrar en contacto con ciertos tipos de superficies o sustancias.

Por ejemplo, se pudo ver a un animal refugiándose en una botella de vidrio rota, lo que podría provocar lesiones. En otra foto, un pulpo se refugiaba en la batería de un automóvil, lo que según la autora del estudio podría emitir sustancias químicas que son peligrosas para la vida marina.

“Desafortunadamente, estamos viviendo una gran crisis ambiental… no solo el cambio climático, sino también esta contaminación por basura en el océano es extremadamente preocupante. Necesitamos detener las fuentes y recolectar lo que hay en el océano lo antes posible porque los impactos también aumentarán”, advirtió Proietti.

 

 

 

 

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST