*

Francisco Undurraga y 11 de septiembre: “Que te quiten la casa o el campo es absolutamente distinto a que te hagan desaparecer un familiar”

El diputado y ex presidente de Evópoli fue tajante respecto a su postura sobre la violación a derechos humanos en la dictadura. Y además respondió a las críticas de Carlos Larraín, quien dijo que el proyecto de Evópoli era una “especie de pastilla edulcorada”,

Suscríbete a este programa
Por: - 10 septiembre, 2018 - Comentarios

El diputado Francisco Undurraga, vicepresidente de Evópoli, conversó con Héctor Soto y Patricio Fernández sobre los lineamientos políticos del partido dentro de la centroderecha chilena, a raíz de los dichos de Carlos Larraín, quien dijo que ese proyecto era “una especie de pastilla edulcorada” por sus intenciones de hacerse cargo de temas socioculturales desde el liberalismo.

“Nosotros nos sentimos parte del tronco liberal de la derecha chilena, con todos los beneficios y todos los problemas que puede tener ser liberal en la centroderecha. Con una pelea histórica entre conservadores y liberales. Con un país que ha estado muy de acuerdo desde la década del 80 en lo que tiene que ver con la economía liberal, pero con las conductas privadas más bien conservadoras”, partió explicando el parlamentario.

“Tenemos que mirar la acción política enfocada en lo social. Las caricaturas de que Evópoli es solamente economicista las desecho absolutamente. Cuando entré en Evópoli, cuando dejé mi vida anterior de empresario por la política, estábamos parados sobre pilares que son muy importantes. La inclusión es parte de la justicia social, de la política social, de la derecha social. El emprendimiento, desde luego. Y la justicia, que es darle las posibilidades a la gente para que se desarrolle libremente desde un piso mínimo, encuentro que es lo más social que existe”, agregó.

Respecto a la conmemoración de los 45 años del golpe de Estado de 1973 y a las discrepancias que hay en la derecha sobre este tema (así como también en todo el mundo político por la polémica del Museo de la Memoria), Undurraga señaló que “las vivencias personales son las vivencias personales” y que “muy legítimamente los atropellos a los derechos humanos en la izquierda son más vívidos que en la derecha o en el centro, porque los sufrieron”.

“Que te quiten la casa o el campo es absolutamente distinto a que te hagan desaparecer un familiar, y en eso yo no me voy a perder nunca. Aquí el fin no se justifica bajo ningún punto de vista”, expresó.

 

Comentarios