*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Notables
23 Agosto
Hablemos en Off
23 Agosto
Duna en Punto
23 Agosto

Científicos logran eliminar el virus del sida en un paciente por segunda vez en la historia

Tras 12 años del primer caso de un hombre que se curó del VIH, científicos lograron “eliminar” el virus en un paciente de Londres a través de un trasplante de médula.

Por:

5 Marzo, 2019

Suscríbete a este programa

Luego de 12 años del primer caso de un paciente que logró ser curado del virus del sida, un equipo de científicos acaba de dar a conocer el segundo caso en el mundo de una persona que se sanó del VIH. 

Se trata del “Paciente de Londres”, todavía en el anonimato, quien lleva un año y medio sin medicarse contra el virus del sida. Su caso fue revelado en la revista Nature, y aunque el proceso es “demasiado prematuro” para declararse oficialmente curado, algunos expertos ya han hablado abiertamente de “curación” en entrevistas con medios estadounidenses.

“Debemos ser prudentes y creemos que es demasiado pronto para hablar de curación. Pero sabemos que en casos previos que no han tenido éxito, el virus ha reaparecido antes de un año. Y este paciente lleva año y medio sin medicación”, explicó Javier Martínez-Picado, investigador de ICREA en el Instituto de Investigación del Sida de Barcelona y uno de los principales responsables del trabajo.

El VIH de este hombre empezó su remisión en el 2016 cuando se le practicó un trasplante de médula ósea, cuyo objetivo era tratar el linfoma de Hodgkin, un cáncer de la sangre que también padecía. El caso es casi idéntico al de Timothy Brown, conocido en un principio como “Paciente de Berlín”, quien en 2007 fue el primer paciente declarado curado del virus del sida.

Como en el caso de Brown, las células del donante del “Paciente de Londres” tenían una mutación, denominada CCR5 delta 32, que funciona como una especie de escudo frente al virus. En concreto, esta mutación, más común en individuos del norte de Europa, impide que el VIH pueda penetrar en los linfocitos T CD4, la vía de entrada del virus en el organismo, según explican en un artículo de El Mundo.

Después de 16 meses de la intervención, los médicos decidieron interrumpir el tratamiento antirretroviral, y el virus permaneció indetectable “en todos los casos” con tan solo un trasplante, a diferencia de lo que pasó con el “Paciente de Berlín”, que fue intervenido dos veces. “Demuestra que se puede conseguir la remisión sin tener una mutación previa en el receptor y mediante tratamientos mucho menos agresivos para el paciente”, resumió Martínez-Picado.

Foto: Nature.

 

Comentarios