*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Notables
1 Diciembre
Hablemos en Off
1 Diciembre
Duna en Punto
1 Diciembre

Científico “enterró” el deseo de Boris Johnson para Navidad

“No tiene sentido tener una muy feliz Navidad y luego enterrar a amigos y familiares en enero y febrero”, dijo un experto del país que registra 54.000 muertes, el mayor de toda Europa.

Por:

19 Noviembre, 2020

Suscríbete a este programa

Parte del Reino Unido ya se encuentra en la mitad del confinamiento dictado a inicios de mes, con el que buscan ponerle freno al avance de la pandemia que en esta segunda ola ha registrado peaks de más de 33.000 casos diarios en ese país.

Aún así el espíritu navideño ya se hace sentir, incluso el primer ministro Boris Johnson manifestó sus intenciones de permitir que las familias se reúnan para las fiestas de fin de año, aunque aclaró que no será un navidad normal.

Este comentario recibió duras críticas de parte de expertos, quienes advirtieron que las reuniones sociales podrían hacer perder todo el trabajo hecho para controlar el Covid-19 hasta ahora.

“No tiene sentido tener una muy feliz Navidad y luego enterrar a amigos y familiares en enero y febrero. Necesitamos pensar muy seriamente en Navidad y cómo la vamos a pasar. Es muy peligroso, una oportunidad para que el virus se propague”, señaló el profesor Gabriel Scally, experto en salud pública de la Universidad de Bristol, en ITV.

El gobierno aún no ha tomado decisiones, pero el secretario de Defensa Ben Wallace, manifestó que no quiere ser el “Grinch que robó la Navidad”, admitiendo con ellos la posibilidad de aperturas y nuevas medidas que serán anunciadas el próximo 2 de diciembre.

“No hemos hecho nueve meses de sacrificios para tirarlo todo por la borda en Navidad”, agregó.

En este punto destaca que el Reino Unido es el país de Europa que más consume en las fiestas navideñas, por lo que los comerciantes están ansiosos de poder volver a trabajar para no perder la temporada.

Por otro lado, Andrew Hayward, experto en enfermedades infecciosas del University College London y miembro del equipo médico que asesora al gobierno sostuvo que “las infecciones respiratorias alcanzan su punto máximo en enero, por lo que tirar combustible al fuego en Navidad sólo puede contribuir a ello (…) Sería trágico desperdiciar esa oportunidad y los logros que hemos conseguido durante el cierre tratando de volver a la normalidad durante las fiestas”, comentó a BBC Radio 4.

Comentarios