*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
27 Septiembre
Nada Personal
27 Septiembre
Aire Fresco
27 Septiembre
Café Duna
27 Septiembre

“La distribución desigual de las vacunas es peligrosa. Tendrá resultados de salud y económicos catastróficos”: La sentencia de los investigadores de la salud

coronavirus-vacuna-reuters-1597193116203 FOTO: Reuters.

Los países más ricos ya compraron la mayor cantidad de vacunas que se producirán este año, mientras que los más pobres no tendrán dosis para administrar ni siquiera a su población más vulnerable.

Por:

4 Febrero, 2021

Suscríbete a este programa

Tras un año de contagios, confinamiento y muertes por la pandemia, la vacuna contra el Covid-19 se volvió una esperanza para poder salir de todo esto. Por eso, gobiernos, centros de investigación y autoridades sanitarias de todo el mundo quieren ser los primeros en adquirir la inmunidad para su población.

Hasta el momento, varios países ya tienen sus primeras vacunas y se están organizando para conseguir el mayor número de dosis para su población. Sin embargo, los expertos alertaron que en esta nueva carrera los mayores beneficiados no serán, necesariamente, quienes terminen primero.

Según un estudio de la Universidad de Duke en Estados Unidos, la forma en la que se están distribuyendo las vacunas crea otro grave peligro de salud pública a nivel mundial. Debido a que los países más ricos compraron la mayor cantidad de vacunas que se producirán este año, mientras que los más pobres no tendrán dosis para administrar ni siquiera a su población más vulnerable.

La desigualdad en la pandemia

El estudio estima que cerca del 90% de los habitantes en casi 70 países de bajos ingresos tendrán pocas posibilidades de vacunarse este año. Mientras, que otras naciones, como Canadá, ya han comprado suficientes dosis para vacunar cinco veces a su población.

Andrea Taylor, quien dirige la investigación del Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad de Duke, habló con BBC Mundo y afirmó que “los países de ingresos altos tienen el 16% de la población mundial, pero actualmente cuentan con el 60% de las dosis de vacunas vendidas”.

La experta añadió que “la principal preocupación es que los países de ingresos bajos y medianos simplemente no tendrán suficientes vacunas y que las personas que viven en países ricos estarán protegidas mientras el virus se propague en los países más pobres”.

“La distribución desigual de las vacunas es peligrosa para todos. Ciertamente es un fracaso moral, pero también nos enfrentamos a resultados económicos y de salud catastróficos” agregó Taylor.

Por otro lado, dijo que los países ricos además de vacunar a toda su población deben garantizar que los otros estados tengan acceso a las vacunas al mismo tiempo para cubrir a las personas más vulnerables, lo que ayudaría a proteger los servicios de salud y de emergencia y reducir las muertes.

También, les recomendó a los líderes de los países ricos donar dosis a los países más pobres sin dejar de vacunar a sus propias poblaciones. “Noruega está liderando esto y declaró que donará dosis en paralelo con el lanzamiento de su propia vacuna”.

Puedes revisar el proceso de vacunación aquí:

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST