*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
20 Mayo
Visionarios
20 Mayo

Una semana de la invasión Rusia en Ucrania: Las claves, cifras y progresión del conflicto

Durante los últimos siete días, la atención del mundo se ha centrado en la crisis entre Rusia y Ucrania. Si bien hace meses la tensión se venía acumulando, todo estalló el jueves 24 de febrero, cuando comenzaron los bombardeos del Kremlin en diversas zonas del país vecino. De ahí en adelante, todo han sido amenazas,… View Article

Por:

3 Marzo, 2022

Suscríbete a este programa

Durante los últimos siete días, la atención del mundo se ha centrado en la crisis entre Rusia y Ucrania. Si bien hace meses la tensión se venía acumulando, todo estalló el jueves 24 de febrero, cuando comenzaron los bombardeos del Kremlin en diversas zonas del país vecino. De ahí en adelante, todo han sido amenazas, ataques, pero también apoyo y sanciones en contra del país invasor, que ha recibido la condena internacional por iniciar un conflicto bélico que, hasta el momento, acumula más de 500 muertos y otros cientos de heridos.

La historia democrática de Ucrania es relativamente nueva y se remonta a la década de 1990, tras la disolución de La Unión Soviética y durante gran parte del siglo XX estuvo bajo el yugo de esta potencia. Anterior a esto, en la época zarista, se vivía un proceso conocido como la rusificación ucraniana, donde la Rusia imperial absorbió buena parte del territorio, tradiciones y lengua de dicho país.

Durante la época soviética, dependía exclusivamente de las decisiones del Partido Comunista, hasta la disolución de la Unión de Repúblicas Soviéticas, donde Ucrania quedó a su suerte. De ahí en adelante se comenzó con la historia democrática del país.

Las tensiones con Rusia comienzan en 2013, cuando el régimen de Víktor Yanukóvich rechazó la inclusión de Ucrania a la Unión Europea, debido a que este tenía intereses prorusos. Ahí comienza una serie de protestas en el país que terminan con el derrocamiento de Yanukóvich. Rusia aprovechó escenario de inestabilidad y anexó a Crimea.

De ahí en adelante, las hostilidades se mantendrían a la baja, hasta comienzos de este año, cuando cientos de tropas se instalaron en la frontera rusa-ucraniana. Todo tomaría otro rumbo el 21 de febrero de 2022, cuando Rusia reconoció la independencia de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados independientes en la región de Dombás en el este de Ucrania.

Tres días más tarde se iniciaron los bombardeos a diversas ciudades ucranianas y la invasión militar.

Otro detonante del conflicto es atribuido a los acercamientos de Ucrania a la OTAN, un pacto militar de diversas potencias liderado por Estados Unidos. Esto habría encendido las alarmas en Rusia y es visto como una amenaza la posible instalación de bases militares estadounidenses cerca del territorio ruso.

Una guerra desigual

Durante esta crisis se ha evidenciado una clara diferencia en términos armamentísticos de ambas partes. Rusia es una de las mayores potencias militares y económicas de la zonas, mientras que Ucrania es uno de los países más pobres de Europa junto a Moldavia.

Podemos destacar que Rusia cuenta con cerca de 900 mil tropas activas, mientras que Ucrania solo 200 mil.

Además, el arsenal bélico ucraniano es ínfimo en comparación al ruso, con menos cantidad de vehículos blindados, aviones, artillería, entre otros.

A esto se suma que Rusia posee armas nucleares y han puesto a las fuerzas disuasivas de Rusia en “alerta especial”, lo que ha generado preocupación en todo el mundo. Además, este país tiene el mayor número de ojivas nucleares, con alrededor de 6 mil piezas.

Durante los últimos días se ha instalado o en la palestra el tema de las armas nuclear debido a que Bielorrusia (aliados de Rusia) también amenaza con este tipo de armas. Recientemente aprobaron una nueva constitución que establece que el país deja de ser no nuclear.

Fernando Wilson y uso de armas nucleares: “Sigue siendo una alternativa que todavía está fuera de la mesa de lo razonable. Pero Putin ha demostrado tener una voluntad de hierro que no está dispuesto a ceder”

Desde el inicio del conflicto, los bombardeos a las ciudades ucranianas no se han detenido y las fuerzas rusas han avanzado a Kiev, la capital ucraniana. Ahí se han estancado un convoy militar de 60 km que hasta el momento se ha topado con una dura resistencia  las afueras de la ciudad.

Mientras esto sucede, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski ha pedido la ayuda del mundo, denunciando que están peleando solos contra una gran potencia como Rusia.

“Ahora luchamos por la supervivencia. Esto es lo que nos mueve. Luchamos también para ser miembros de pleno derecho de Europa. Hoy mostramos al mundo lo que es Ucrania. Sin ustedes, Ucrania se va a quedar sola. Por favor, demuestren que la UE está con nosotros y que no nos dejará de lado. Así la vida vencerá a la muerte“, dijo Zelenski al Parlamento Europeo.

Ante la agónica situación ucraniana, diversos países han reaccionado y colaborado con el país que se encuentra en desventaja. Desde Suecia, Alemania y Finlandia han colaborado directamente con armamento. Mientras, Suiza dejó más de 200 años de neutralidad para suspender las cuentas de una serie de oligarcas rusos en bancos en su país.

Junto con eso, Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Canadá han apostado por la sanción económica al Kremlin. Juntos acordaron la suspensión de diferentes bancos rusos del sistema SWIFT, un sistema interconectado de bancos a nivel mundial.

Esta medida busca dificultar las transacciones internacionales de bancos rusos, lo que ha provocado que muchos ciudadanos de ese país no puedan ocupar diferentes servicios bancarios. Además, esto pretende perjudicar los pagos de importaciones y exportaciones, aislando a la economía rusa, donde el Banco Central del país tuvo que subir la tasa interés desde el 9,5 al 20%.

Junto con eso, la ONU aprobó una condena no vinculante contra Rusia, donde se exige el pronto cese al enfrentamiento. La moción fue apoyada por 141 países.

Hoy, Ucrania está a la espera de que la Unión Europea acepte su pedido de inclusión, un trámite que acaba de firmar el presidente Zelenski y avanza en sintonía con el apoyo al país.

Tomás Villaroel, investigador: “Da la impresión que la OTAN ha llegado a su límite”

 

 

 

 

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST