EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
21 Junio
Visionarios
21 Junio

NASA advierte que pequeñas partículas predictoras del fenómeno del Niño están más grandes de los habitual y avanzan hacia Chile

Fenómeno del Niño

Según la Organización Meteorológica Mundial el fenómeno del niño podría adelantarse, con una alta probabilidad de que inicie entre julio y septiembre.

Por:

22 Mayo, 2023

Suscríbete a este programa

El satélite estadounidense-europeo, Sentinel-6 Michael Freilich, recientemente mostró que el fenómeno del Niño se estaría desarrollando en el océano Pacífico ecuatorial. Además, un reporte de la Nasa, logró ver ondas de Kelvin de aproximadamente 5 a 10 centímetros de altura y cientos de kilómetros de ancho desde el oeste a este desde el Ecuador hacia la costa oeste de América del sur con dirección a Chile.

Esto quiere decir que cuando se forman ondas de Kelvin en el Ecuador estas traen agua cálida y niveles más altos del mar desde el océano Pacífico occidental hacia el oriental. Este escenario adelantaría la llegada del fenómeno del Niño, lo que afectaría el clima mundial además de aumentar el nivel del mar y que este sea más cálidas en las costas occidentales de América

Incluso, las franjas de los océanos de todo el mundo ya están más cálidas de lo normal. Debido a esto, vaticinan expertos, el 2023 podría ser el año más caliente de la historia desde que se tienen registros.

De hecho, ya se registró una marca histórica en este sentido. Desde marzo las temperaturas media de la superficie marítima es mayor a los 21℃. Nunca se había tenido estos registros tan altos.

La Nasa también reportó que el agua se expande cuando esta se encuentra caliente. Por otro lado, el fenómeno del Niño trae consigo el debilitamiento de los vientos alisios, lo que provocaría un clima más frío y húmedo en el suroeste de Estados Unidos y sequía en países como Indonedia y Australia, y las demás zonas del Pacífico Occidental.

Efectos del Niño en Chile

El climatólogo de la universidad de Santiago, Raúl Cordero, explicó a Qué Pasa que en Chile el Niño podría atraer más precipitaciones en el invierno, “existe la probabilidad de que este año no sea tan seco en la zona central de Chile como los tres anteriores, que estuvieron marcados por La Niña. Aunque, debido a la influencia del cambio climático, es difícil esperar que este sea un año lluvioso”, dijo.

En este sentido, ya hay registros anteriores de este fenómeno en Chile. En 2015 llegó al país un escenario climatológico intenso, en dicha ocasión fue llamado Niño Godzilla, pero en la práctica, las precipitaciones no aumentaron, incluso ese año fue uno en los que menos lluvia hubo en Chile.

Incluso, Cordero aseguró que el fenómeno del Niño ya empezó en Chile, ya que las temperaturas observadas en la zona son bastante similares a las que se registraron en el 2015. Esto, añade, explicaría en cierta manera los incendios forestales que ocurrieron en febrero recién pasado y las altas temperaturas de la zona centro y norte de Chile en este año. “En lo que va del año, en Santiago se han registrado siete olas de calor y la temperatura máxima promedio es hasta la fecha la mayor registrada jamás”, agregó Cordero.

De hecho, el fenómeno del Niño podría generar que las temperaturas aumenten en el país.  “Ahora es probable que veamos que el calor vuelve a rugir. Si se desarrolla El Niño, los climatólogos estiman que podría agregar 0,2 ℃ adicionales a las temperaturas globales, lo que empujaría a algunas áreas a más de 1,5 ℃ de calentamiento por primera vez”, señaló Moninya Roughan, Profesor de Oceanografía de la UNSW de Sydney.

Además, este fenómeno es muy probable que se adelante. La Organización Meteorológica Mundial (OMM), que se presentó en suiza, existe una probabilidad de un 80% de que el Niño llegue entre julio y septiembre.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST