*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
24 Junio
Café Duna
24 Junio

El agujero negro que se expande: Lo que se esconde detrás de esta ilusión óptica

¿Ves que se mueve?

Por:

10 Junio, 2022

Suscríbete a este programa

¿Ves que el agujero negro del centro de la imagen crece o se mueve? No eres el único, un 86% de las personas ve lo mismo.

Esta ilusión óptica, como muchas otras creadas por científicos, se realizan para estudiar los procesos complejos que utiliza nuestro sistema visual para anticipar y dar significado a lo que se ve. De acuerdo a lo explicado por el doctor Bruno Laeng, profesor del departamento de psicología de la Universidad de Oslo y uno de los investigadores detrás de la ilusión óptica, la imagen engaña tanto al cerebro, que incluso las pupilas se dilatan para dejar entrar más luz, mismo efecto que sucedería si realmente nos estuviéramos moviendo hacia un área oscura.

La ilusión óptica fue publicada en Frontiers in Human Neuroscience, donde explicaron:” la pupila reacciona a cómo percibimos la luz, incluso si esta ‘luz’ es imaginaria como en la ilusión, y no solo a la cantidad de energía luminosa que realmente entra en el ojo. La ilusión del agujero en expansión provoca una dilatación correspondiente de la pupila, como sucedería si la oscuridad realmente aumentara”.

No solo al negro

El estudio además utilizó otros colores como el azul, rojo, amarillo o blanco y se lo mostró a 50 mujeres y hombres con visión normal y los científicos pudieron ver sus movimientos oculares y las constricciones y dilataciones inconscientes de sus pupilas. La conclusión fue que la ilusión era más efectiva cuando el agujero era negro.

Entre los que no percibieron nada, el 14% no lo hizo con el color negro, mientras que un 20% no lo percibió si el agujero era de color. Los científicos aún no saben porqué una minoría no percibe variaciones.

Como dijo Laeng: “Nuestros resultados muestran que el reflejo de dilatación o contracción de las pupilas no es un mecanismo de circuito cerrado, como una fotocélula que abre una puerta, impermeable a cualquier otra información que no sea la cantidad real de luz que estimula el fotorreceptor. Más bien, el ojo se ajusta a lo percibido e incluso luz imaginada, no simplemente a la energía física. Los estudios futuros podrían revelar otros tipos de cambios fisiológicos o corporales que pueden ‘arrojar luz’ sobre cómo funcionan las ilusiones”.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST