*

La petición del Papa a Donald Trump: Que sea un instrumento de paz

Media hora duró la reunión entre los dos mandatarios que se dieron el tiempo de hablar sobre políticas migratoria, guerra y medio ambiente. “No me olvidaré lo que usted me dijo”, sentenció Trump.

Suscríbete a este programa
Por: - 24 mayo, 2017 - Comentarios

27 minutos duró la reunión entre el Papa Francisco y el presidente de EE.UU., Donald Trump, que esta mañana estuvo en el Vaticano junto a su señora Melania, su hija Ivanka y el marido de esta, Jared Kushner. Si bien el encuentro fue corto comparando con reuniones del Papa con otros mandatarios, fue una oportunidad de intenso intercambio de mensajes.

Donald Trump ya había sido cuestionado en el pasado por el Papa Francisco, quien, en su visita a México el año 2016, previo a que Tump fuera presidente, dijo que una persona que habla sobre muros, “no es cristiano”, a partir de la propuesta de Trump de construir un muro a lo largo del Río Grande que separe a México de EE.UU.

En ese momento, Trump respondió de forma categórica, diciendo: “Parece increíble que un líder religioso pueda poner en duda las creencias de un ciudadano americano”. 

A pesar de este conflicto a distancia, la reunión pareció ser bastante más positiva, de lo tensa que fue en un principio. Se recibieron con sonrisas un tanto incómodas y tuvieron su reunión a puertas cerradas donde, con la ayuda de intérpretes, conversaron sobre las políticas migratorias de EE.UU., medio ambiente, y la guerra. Al final de la conversación el Papa le entregó un medallón con un olivo grabado a Trump, y le dijo: “Es una medalla de un artista romano. Es el olivo, símbolo de la paz”.

¿Cuál es la religión de Trump?

Trump, es un hombre cristiano presbiteriano, magnate de los casinos y seguidor de gurús, pero que dice tener un gran respeto por la fe católica, le respondió al Papa: “necesitamos paz”. 

Así lo confirmó en una entrevista el 2011: “Soy cristiano protestante, soy presbiteriano. He tenido una buena relación con el cristianismo. Creo que la religión es algo maravilloso. Creo que la mía es una maravillosa religión”

Otros obsequios del Papa a Trump fueron los últimos documentos que el primero había publicado durante su papado, cómo la exhortación apostólica, Amoris Laetiia, el texto Evangelii Gaudium, y su poderosa encíclica sobre la ecología, Laudato Si. Trump dijo que que lo leería y regaló al papa una caja sellada con libros de Martin Luther King. “Pienso que le gustará”, dijo el mandatario estadounidense.

A todo esto no podía faltar el toque humorístico protagonizado por Melania, esposa de Trump, quien segundos tras saludar al sumo pontífice le solicitó la bendición de un rosario. El episodio chistoso fue en el momento en que se tomarían la foto grupal, donde impresionado por el porte de Trump, el Papa pregunto a Melania: “¿Pero qué le da de comer, potizza?”, que es un plato típico de Eslovenia, país de origen de la mujer.

Al finalizar la reunión, Trump se despidió deseando “buena suerte” a la máxima autoridad católica y le dijo:

“No me olvidaré lo que usted me dijo.”

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter