*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

¿Cómo se probará una vacuna Covid-19 en Chile?

En conjunto con un laboratorio chino, se busca poder asegurar el abastecimiento en nuestro país en caso de que se apruebe su uso.

Por:

25 Junio, 2020

Suscríbete a este programa

A través del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia (IMII) de la Universidad Católica, Chile llegó a un acuerdo con Sinovac Biotech, laboratorio chino que está fabricando una vacuna contra el Covid-19 y que podría ser probada en el país.

La empresa ya terminó la Fase II de pruebas, por lo que iniciaría su tercera y última etapa antes de obtener la licencia, la cual se enfoca en probarla en grandes grupos de personas.

“Lo que pide China o lo que nos ofrece China, y tenemos que analizarlo con el ministro (de Ciencias, Andrés) Couve, es que nosotros participemos en la tercera fase de ensayo clínico”, manifestó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Este ensayo se lleva a cabo para asegurar en Chile el suministro de vacunas en caso de que esta se apruebe para su uso. Otra opción se está probando en Brasil y podría estar disponible en octubre.

¿Quiénes pueden participar?

El público objetivo para probar esta vacuna son las personas que tienen más riesgo de contagiarse, que viven en zonas donde existe una alta transmisión del virus o cuyas actividades los ponen en mayor riesgo.

Una de las características que se debe cumplir es estar relativamente sano, se excluyen embarazadas, adultos mayores y a quienes ya tuvieron la enfermedad.

A diferencia de las pruebas en animales, aquí se debe esperar a que la persona se contagie de forma natural.

Ser parte de la Fase III

Todos los participantes deben ser voluntarios, los que tienen que firmar un consentimiento informado y estar al tanto de todos los procedimientos que se le harán.

A diferencia de otros países, en Chile no se le puede pagar a quienes forman parte de este tipo de proyectos, aunque se cubren gastos de estacionamiento, locomoción o colación en caso de que el tiempo de consultas sea extenso.

Quienes participen del ensayo pueden tener una vida normal, pero deben estar en un constante contacto con los investigadores, informando síntomas y registros de temperatura, entre otros, según confirmó Katia Abarca, miembro del IMII en Emol.

Comentarios