*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Hipertensión: Otra de las consecuencias negativas del Covid-19

“Hemos visto que pacientes que no eran hipertensos debutaron con hipertensión después del coronavirus”, manifestó el jefe de urgencias del hospital de Cardiología en el Centro Médico Siglo XXI de México.

Por:

30 Septiembre, 2020

Suscríbete a este programa

Expertos en México reportan los efectos negativos del Covid-19 en la población, con una elevada mortalidad y ha causado hipertensión en algunos pacientes que han podido sobrellevar la enfermedad.

“Es preocupante, porque el Covid-19 ya es, por lo menos en México, la segunda causa de muerte en la población, mientras que las enfermedades cardiovasculares (ECV) siguen ocupando el primer lugar”, explicó Erick Ramírez Arias, jefe de urgencias del hospital de Cardiología en el Centro Médico Siglo XXI de México en EFE.

“Hemos visto que pacientes que no eran hipertensos debutaron con hipertensión después del coronavirus”, agregó.

Los índices de estas enfermedades han ido en aumento en ese país durante los últimos 10 años. El primero afecta a casi 40% de la población mientras que el segundo está presente en el 24%.

Estas enfermedades, incluyendo la diabetes, elevan los riesgos de sufrir algún evento cardiovascular “y al tener dos o más de estos factores, el riesgo se eleva aún más. Es una bola de nieve que va creciendo”, explicó el doctor Pedro Gutiérrez Fajardo, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

La disminución de las urgencias cardiovasculares

Alexandra Arias Mendoza, jefa del departamento de urgencias y unidad coronaria del Instituto Nacional de Cardiología en México, comentó que han visto una disminución de la cantidad de pacientes que llegan con diagnóstico de infarto.

“Desde que empezamos con la pandemia, notamos cómo drásticamente hubo una caída de 40 por ciento de urgencias cardiovasculares”, agregó.

Aún así recalcó que eso no se debe a que haya menos infartos, sino que la gente evita ir al hospital por miedo a contagiarse.

“Generalmente el paciente llega con dos horas de retraso con infarto, pero está llegando actualmente entre 6 y 8 horas por el miedo a contagiarse”, puntualizó.

“El mensaje clave es que si hay síntomas de ECV hay que acudir a los centros que siguen abiertos. El tratamiento de esta enfermedad depende del tiempo y la capacidad de respuesta de los profesionales de la salud debe ser rápida”, explicó.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST